Cómo hacer mojito

Si quieres hacer un mojito casero aquí te enseñamos cómo hacerlo. Sólo necesitarás una serie de ingredientes y seguir un método específico de preparación.

Que.es 26 de marzo de 2015

Un mojito puede realizarse de distintas maneras y con distintos ingredientes, en función del sabor que le quieras dar. Puede ser de fresa, de sandía, de coco, de mora...y de infinidad de sabores más. Pero si quieres preparar un auténtico mojito, aquí te enseñamos cómo hacerlo.

Para prepararlo necesitarás una serie de ingredientes: ron blanco, limas, soda (sustituible por Sprite o Seven up) o agua con gas, hierbabuena, azúcar blanco y hielo picado

También es importante el procedimiento que sigas. El mojito que estarás acostumbrado a beber no es el mismo que se hace en Cuba, donde no lo beben son soda, por lo que aquí explicaremos los dos procedimientos.

Para hacer el mojito cubano lo primero que tienes que hacer es echar dos o tres cucharadas de azúcar en un vaso ancho, cortar una lima en trozos no muy grandes y echar varios de ellos (unos tres o cuatro). A continuación, machaca la lima para que vaya saliendo el jugo y se mezcle con el azúcar.

Sobre el azúcar y la lima añade un chorrito de agua con gas, más o menos el doble de la cantidad de ron que vayas a echar. Añade ahora los trozos de hierbabuena, machacados previamente, pero no muy picados, ya que si no será incómodo de beber.

Finalmente, añade ron blanco y trocitos de hielo. No eches cubitos de hielo grande, sino picados. Si tu hielo es de tamaño normal, pon la bolsa en el fregadero y pica con el mortero todos los cubitos, o aquellos que consideres oportunos. También puedes lanzar la bolsa de cubitos al suelo y que hacer que se rompan solos.

Esta es la manera en que se hace el mojito en Cuba, pero existen otras. A continuación te explicamos otro método.

Comienza añadiendo trozos de hierbabuena, con ramas incluidas, en un vaso ancho. Lo que hace la hierbabuena es actuar como ingrediente aromático, además de tener muchas propiedades digestivas. Reserva algunas hojas para decoración.

Luego añade el azúcar y pica esta mezcla con un mortero. Pícalas un poco, no hace falta que machaques las hojas hasta destrozarlas.
A continuación añade el hielo en trocitos pequeños, como hemos explicado anteriormente.

Tras esto, echa el ron y mézclalo bien todo para que la hierbabuena se mueva y no se quede apelmazada en el fondo del vaso.

El espacio que queda sobrante ocúpalo con la mezcla que hayas elegido de soda. Vuelve a remover todo para que todos los ingredientes queden bien mezclados y la bebida sepa bien.

Por último, decora el vaso con una ramita de hierbabuena, una pajita y un gajo de lima en el vaso.