Palmeritas de hojaldre

A pesar de lo que pueda parecer no es difícil hacer unas palmeritas de hojaldre en casa. No sólo están mucho más ricas que las industriales sino que además son más saludables. Hoy os enseñamos a hacerlas de una forma sencilla.

Gastronomía.com 7 de enero de 2014

Además...
  1. Buñuelos
  2. Panettone

Ingredientes

Una placa de hojaldre rectangular (fresca)

Azúcar

La masa de hojaldre la podemos conseguir en el supermercado. Es importante que nos fijemos en la caja que es rectangular, porque nos será más fácil de trabajar que una redondeada. Lo primero que hacemos es extenderla encima de una tabla o encimera, limpia y seca.

En otra parte de la tabla o encimera echaremos abundante azúcar por una superficie similar a la de nuestra masa. Como no tenemos muchos ingredientes, el azúcar será lo que más le aporte a esta receta, así que seamos generosos!

Colocaremos a continuación la lámina de hojaldre por encima y volvemos a espolvorear azúcar por encima de nuestra masa. Con la ayuda de un rodillo apretamos un poco por encima de la masa para que el azúcar quede perfectamente integrado en nuestra masa.

Llevamos los dos extremos de la masa hacia el centro, formando de nuevo un rectángulo como si se tratasen de dos puertas. Espolvoreamos azúcar de nuevo y pasamos el rodillo una vez más. Volvemos a doblar los extremos hacia el centro en el mismo sentido. Como si se tratase de unas puertas dobles.

Repetimos la operación del azúcar y el rodrillo. Hacemos un último pliegue doblándolo a la mitad. El aspecto será similar a una porra o un churro largo. Con la ayuda de un cuchillo vamos cortando las palmeritas. Su grosos dependerá del corte, así que lo hacemos con un grosor de medio centímetro más o menos.

Es importante que lo hagamos con un corte seco. Preparamos la bandeja del horno con papel vegetal y las colocamos bastante separadas unas de otras para que no choquen cuando crezca el hojaldre. Las horneamos durante 20 minutos a unos 200 grados aproximadamente.