Jóvenes y suficientemente comprometidos.

"Si existiera algo que quisiéramos cambiar en los chicos, en primer lugar deberíamos examinarlo y observar si no es algo que podría ser mejor cambiar en nosotros mismos." 

CARL GUSTAV JUNG

Arturo San Román 4 de mayo de 2018

Jóvenes y suficientemente comprometidos.
Foto: Jovenes.


Los jóvenes de hoy, "no tienen valores", los jóvenes de hoy "solo se dedican al botellón". Frases como estas se repiten con insistencia en cierto sectores de nuestra sociedad. Pero la realidad, que es muy cabezona, demuestra que esas apreciaciones son totalmente falsas.


De las cosas buenas que ha dejado la crisis, una es el paso adelante que han dado los jóvenes en defensa de los valores de la sociedad civil, y la otra que se han puesto al frente en el apoyo a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.


En España hay más de dos millones de voluntarios. Dedican su tiempo libre, su esfuerzo, y a veces su dinero, en el apoyo totalmente altruista a millones de personas con necesidades que no cubren las administraciones. La mayoría de los voluntarios en España tienen entre 18 y 24 años, lo que demuestra la fortaleza social de los jóvenes.


Nuestros voluntarios son tan heterogéneos, como la propiedad sociedad, voluntarios que desarrollan su labor para organizaciones sociales o para ONG, e incluso en los programas de voluntariado de su propia empresa.


Los campos de actuación son de lo más diverso, mayores, personas con discapacidad, niños, mujeres víctimas de violencia de género, inmigrantes, y cualquier colectivo en riesgo de exclusión, que usted pueda imaginar.


Por todo esto, no es extraño que los voluntario se hayan ganado la confianza de los ciudadanos, según la Plataforma del Voluntariado, el 74% de los españoles confían "mucho" o "bastante" en nuestros voluntarios.


A pesar de que nuestros jóvenes sufren una altísima e impresentable tasa de desempleo juvenil, de que se ven obligados a buscar salidas profesionales fuera de su casa, y de que son las primeras generaciones que vivirán peor que sus padres, mantienen un fuerte compromiso social.
En su escalera de valores, vivir en armonía con su entorno, ocupa el primer lugar.


Ya no les vale, nuestro modelo, de primar por encima de todo y de todos, el triunfo profesional, sacrificando familia, amigos y el crecimiento personal.


Y esta actitud está provocando cambios sociales de tal calado que vamos a necesitar que pasen unos años para verlos en toda su dimensión.

Y es curioso que los únicos que valoran en toda su dimensión la realidad de nuestro jóvenes y su aportación a los cambios en favor de la Sociedad Civil, son los que están en el otro extremo de edad, los mayores. Será porque ellos también viven en los mismos parámetros, ser felices y hacer feliz a su entorno.

Cinco propuestas para hacer voluntariado.

ONG: Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social
Web: http://www.eapn.es/


ONG: Fundación Amigos de los Mayores.

Web: http://www.amigosdelosmayores.org/index.php

ONG: Fundación Aladina, apoyo a niños con cáncer.
Web: http://www.aladina.org/


ONG: Asociación Mujeres Unidas contra el Maltrato
Web: https://asociacionmum.org


Web ONG: Down Madrid
Web: http://www.downmadrid.org/

Contenido del Qué, edición papel del 4 de mayo.