La realidad virtual mejora el tratamiento de pacientes con trastornos por déficit de atención e hiperactividad

La salud mental es un problema importante: se estima que una de cada cuatro personas en el mundo padecerá un trastorno mental a lo largo de su vida. A pesar de ello, sigue siendo bastante desconocido por el público, y hay un estigma rodeando las personas que sufren trastornos mentales.

Arturo San Román 22 de enero de 2018

Vodafone, Pisous, el Hospital Sant Joan de Déu y el Hospital Vall d´Hebron han presentado esta mañana los primeros resultados de un ensayo clínico realizado a través de realidad virtual y aplicado a pacientes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

La salud mental es un problema importante: se estima que una de cada cuatro personas en el mundo padecerá un trastorno mental a lo largo de su vida. A pesar de ello, sigue siendo bastante desconocido por el público, y hay un estigma rodeando las personas que sufren trastornos mentales.

El proyecto nace de la mano de Vodafone y Psious que, con el objetivo de dotar a los profesionales de nuevas y mejores herramientas, se unen para facilitar el uso de la Realidad Virtual en los hospitales donde se tratan ciertos trastornos mentales. Los progresos en la aplicación de las nuevas tecnologías en salud, y más particularmente en el tratamiento de trastornos mentales, permiten dirigir la mirada hacia las terapias ya existentes y mejorar la experiencia de los pacientes y/o la eficiencia de dichas terapias.

La solución de Realidad Virtual desarrollada por Psious y empleada en este proyecto es muy sencilla. Con gafas de Realidad Virtual, una app móvil, y una plataforma web, se realiza el tratamiento de trastornos de ansiedad mediante exposición gradual, la terapia más usada en el tratamiento de estas patologías por parte de terapeutas cognitivo conductuales (CBT). El paciente está inmerso en un entorno de Realidad Virtual, mientras el terapeuta controla su experiencia desde la plataforma web para adaptarla a sus necesidades y su trastorno.

Vodafone aporta una conectividad de alta seguridad, a través de sus redes de última generación, que garantiza la privacidad de los tratamientos y el éxito de las conexiones en el momento de su aplicación con el paciente. Además, la operadora provee de las gafas de realidad virtual utilizadas en las terapias.