Botín (Santander) pide no "infravalorar los problemas que conlleva la revolución tecnológica"

El cambio, afirma Botín, "requiere seguir trabajando para favorecer el crecimiento de las empresas y la creación de puestos de trabajo de calidad".

Servimedia 16 de enero de 2018

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, señaló este martes que sin caer en "ningún fatalismo", no se pueden "infravalorar" los problemas que conlleva la presente revolución tecnológica y de la información.

Durante el acto de entrega de la Medalla de Honor de Foment del Treball como 'Empresaria del Año', la presidenta del Santander afirmó que la destrucción de parte del empleo industrial, el estancamiento o caída de los salarios reales, el aumento de la desigualdad "han creado entornos propicios para el desarrollo del populismo político o económico".

Botín dijo confiar en que la tecnología sirva para aprovechar los mayores niveles de educación de las sociedades, y que, en esa nueva economía del conocimiento, las mejoras de productividad restaurarán el "crecimiento inclusivo".

En este sentido, apuntó que las empresas y los gobiernos "debemos y podemos ayudar a que se produzca cuanto antes". "Generar un crecimiento sostenible e inclusivo que reduzca la desigualdad, restaure la igualdad de oportunidades y haga posible compartir las mejoras de bienestar, es prioritario".

Entre otras cosas, expuso, esto requiere más inversión en educación y que llegue a todos por igual. "Requiere seguir trabajando para favorecer el crecimiento de las empresas y la creación de puestos de trabajo de calidad" y "requiere apoyar a las pequeñas empresas y a los emprendedores con fórmulas innovadoras".