La ayuda de la ONU a crisis humanitarias retrocede a niveles de 2010

África es la región más atendida y, por países, Somalia fue el que más ayuda recibió el año pasado.

Servimedia 4 de enero de 2018

La ayuda de la ONU a crisis humanitarias retrocede a niveles de 2010
Foto: Archivo.

El Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencias (CERF, por sus siglas en inglés), creado por la ONU en 2006 para prestar asistencia humanitaria a personas afectadas por desastres naturales y conflictos armados, repartió durante el año pasado 418,2 millones de dólares (unos 347,1 millones de euros) a un total de 36 países, lo que supone la cantidad más baja desde 2010.

Este organismo de Naciones Unidas comenzó en 2006 distribuyendo 213,5 millones de euros, cantidad que en la mayoría de los años ha ascendido con respecto a los anteriores, hasta alcanzar el techo de 406,1 millones en 2012.

Según los datos del CERF, a los que tuvo acceso Servimedia, la ONU distribuyó 344,4 millones de euros en ayuda humanitaria en 2010, cantidad que se elevó a 354,1 millones en 2011 y 406,1 millones en 2012; cayó a 399,8 millones en 2013 y 382,2 millones en 2014; volvió a ascender a 389,5 millones en 2015, y de nuevo bajó a 364,1 millones en 2016 y a 347,1 millones en 2017.

De la cantidad repartida el año pasado, unos 226,6 millones de euros (el 65,32%) fueron destinados mediante el mecanismo de 'respuesta rápida' para promover medidas inmediatas a fin de reducir las pérdidas de vidas en tiempos críticos, y unos 120,5 millones de euros (34,68%) al de 'financiación insuficiente', para crisis humanitarias que reciben menos fondos de los necesarios.

ÁFRICA, LA MÁS ATENDIDA

Por países, Somalia fue el que más ayuda recibió el año pasado, con 27,4 millones de euros, seguida de Nigeria (26,4), Sudán (24,6), Etiopía (23,6), República Democrática del Congo (22,0), Yemen (21,1), Bangladesh (20,0), República Centroafricana (13,3), Sudán del Sur (12,9) y Uganda (12,4).

El continente más atendido en 2017 por el CERF, que se financia con contribuciones voluntarias de gobiernos, empresas y particulares, volvió a ser África un año más, ya que en este continente se concentran 21 de los 36 países, seguido de Asia (11) y América (4).

El organismo de la ONU que aportó más fondos el año pasado fue el PMA (Programa Mundial de Alimentos), con 118,7 millones de euros, por delante de Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), que dio 90 millones, y de Acnur (Agencia de la ONU para los Refugiados), con 30,4 millones.

Por sectores, el de alimentación acaparó un 21,65% de la ayuda ofrecida por Naciones Unidas, al que le siguen nutrición (15,48%), agua y saneamiento (13,63%), salud (12,33%) y alojamiento (9,60%).

OTROS AÑOS

La República Democrática del Congo, quinto país más ayudado el año pasado, lideró el ranking entre 2006 y 2008. Somalia pasó a encabezar el listado en 2009, 2011 y 2017; Pakistán en 2010, Sudán del Sur en 2012 y 2014, Sudán en 2013, Yemen en 2015 e Iraq en 2016.

Desde que el CERF se pusiera en marcha el 1 de marzo de 2006, ha destinado alrededor de 4.176 millones de euros a un total de 10 países. En estos más de 10 años, Sudán lidera la clasificación de naciones con mayor financiación recibida por la ONU para casos de conflictos armados o desastres naturales, con 277,1 millones de euros, por delante de la República Democrática del Congo (251,8 millones), Etiopía (231,5), Somalia (224,9) y Pakistán (160,5).