Entrevista a Lorenzo Cooklin, Director General Fundación Mutua Madrileña

«Me siento muy cerca de los programas de lucha contra la violencia de género y contra el acoso escolar»

Arturo San Román 18 de diciembre de 2017

¿Porque Mutua Madrileña crea una fundación?

Por la necesidad de trasladar a la sociedad toda nuestra sensibilidad social. Nos desarrollamos como empresa dentro de la sociedad y no podemos ser ajena a sus problemas, y queremos formar parte de sus soluciones.


¿Como nace la Fundación? 

La ponemos en marcha en 2003, inicialmente con un único objetivo que era apoyar y ayudar a la investigación médica en España, sin embargo
en 2009 se consideró, que ya que el grupo mutua madrileña va adquiriendo una mayor dimensión y diversificación, era necesario , sin abandonar
nuestra línea de investigación científica en salud, ampliar nuestro campo de actuación a tres nuevas líneas, que son Acción Social, con el apoyo a
colectivos claramente desfavorecido y siempre trabajando con ONGS referenciales en su materia, porque están pegadas al terreno y conocen perfectamente la problemática y además nos permite rentabilizar eficazmente los recursos. Otra cultural, con el fin de acercar la cultura a nuestros
mutualistas, y por último la seguridad vial, centrados especialmente en los jóvenes entre 18 y 24 años.


Uno de los últimos premios que les han dado, es el del Club de la Excelencia en Sostenibilidad, por su programa de voluntariado. ¿Qué papel juega el voluntariado en la Mutua?

Al ser el Director General de la Fundación y, además, Director de Comunicación y de Responsabilidad Social de la Mutua, indudablemente son
vasos comunicantes, y eso ha posibilitado desarrollar un programa de voluntariado muy potente y de éxito. Hoy el diecisiete por ciento de la
plantilla forma parte del programa, trabajando muy intensamente fuera de sus horas lectivas. Y esto lo que significa es que toda la organización se ha impregnado de la cultura de la Responsabilidad Social, y hablar hoy en nuestra compañía de igualdad, diversidad o integración forma parte ya de nuestra cultura empresarial.
Seguimos hablando de premios, la Asociación Española de Fundaciones les premio el año pasado, con el premio a la Colaboración, por su proyecto "Jóvenes empresarios". ¿En qué consiste?


Siempre ha sido una preocupación para nosotros el fracaso escolar y decidimos crear un proyecto para ayudar a reducirlo,por eso hace seis años y junto con la Fundación Exit y la Asociación de talleres de reparación y la Comunidad de Madrid, pusimos en marcha este programa que posibilita la formación profesional en chapa y pintura a muchos jóvenes, a través de un programa de becas. El ratio de éxito del programa es de un 96 por ciento, con un ratio de empleo del 54 por ciento. Estamos muy orgullosos de este programa.
¿Cómo deben ser las políticas de Responsabilidad Social en las empresas?
Las políticas de Responsabilidad Social empresarial, deben ser activas, sostenidas en el tiempo y apoyadas con recursos, y además que permeabilice en el conjunto de la organización.


¿Qué aporta la Fundación a la Mutua?

Mucho, aporta cercanía a los problemas de la sociedad, da visibilidad al compromiso social de la empresa, potencia el orgullo de pertenencia de nuestros empleados. Y por último trabaja en favor de una imagen positiva de la marca Mutua.

 ¿Sus programas preferidos?

Todos, pero por sensibilidad personal me siento muy cerca de los programas de lucha contra la violencia de género y contra el acoso escolar.