UNICEF pide a los dirigentes mundiales que los acuerdos sobre refugiados incluyan compromisos para proteger a los niños

En vísperas de la reunión internacional sobre migración en Puerto Vallarta, México, UNICEF presenta un plan para proteger a los niños en tránsito.

100.000 niños no acompañados fueron detenidos en la frontera de Estados Unidos con México en 2015-2016.

Arturo San Román 30 de noviembre de 2017

UNICEF pide a los dirigentes mundiales que los acuerdos sobre refugiados incluyan compromisos para proteger a los niños
Niños refugiados.

Los principales compromisos de las políticas migratorias mundiales deben ser los derechos, la protección y el bienestar de los niños desarraigados, ha afirmado UNICEF hoy en vísperas de una reunión en Puerto Vallarta, México, sobre la migración segura, ordenada y regular.

La reunión, que tiene lugar del 4 al 6 de diciembre, supone un paso importante hacia la redacción del Pacto Mundial para la Migración, un acuerdo intergubernamental histórico que abarcará todas las dimensiones de la migración internacional. Es el momento en que los líderes mundiales comenzarán a forjar un consenso sobre los compromisos políticos y financieros de conformidad con la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes y la Convención sobre los Derechos del Niño.

Antes de la reunión, UNICEF también ha presentado Más allá de las fronteras: Cómo lograr que los pactos mundiales sobre migración y refugiados protejan a los niños desarraigados, un nuevo informe que destaca las mejores prácticas para el cuidado y la protección de los niños refugiados y migrantes. El textp incluye ejemplos prácticos procedentes de los gobiernos, los aliados de la sociedad civil y las comunidades de acogida que trabajan para apoyar e integrar a los niños desarraigados y sus familias.

"Los líderes mundiales y los legisladores reunidos en Puerto Vallarta pueden trabajar juntos para lograr que la migración sea segura para los niños", declara Ted Chaiban, director de programas de UNICEF. "Nuestro nuevo informe muestra que es posible, incluso en países con recursos limitados, poner en marcha políticas, servicios e inversiones que apoyen de manera efectiva a los niños refugiados y migrantes cuando aún se encuentran en sus países de origen, cuando cruzan las fronteras y cuando llegan a sus destinos".

Los niños refugiados y migrantes son especialmente vulnerables a la xenofobia, el abuso, la explotación sexual y la falta de acceso a los servicios sociales. Es obligatorio contar con políticas para protegerlos en el transcurso de su viaje, dice el informe.

La publicación presenta estudios de casos de éxito de todo el mundo, incluida la aplicación de normas mínimas de protección para los niños refugiados en Alemania, la puesta en marcha de sistemas de protección infantil transfronterizos en África Occidental y la búsqueda de alternativas a la detención de los niños migrantes en Zambia. Otros países incluidos en el informe son Afganistán, Estados Unidos, Italia, Jordania, Líbano, Sudán del Sur, Vietnam y Uganda. Cada una de las iniciativas puede reproducirse en diferentes contextos y servir de base para llevar a cabo acciones centradas en los niños y propulsar un cambio de políticas a nivel nacional, regional y mundial sobre el que se puede llegar a un acuerdo en el marco del Pacto.

El informe recoge también el programa de acción de seis puntos de UNICEF para proteger a los niños refugiados y migrantes y garantizar su bienestar:

1. Proteger contra la explotación y la violencia a los niños refugiados y migrantes, en particular a los no acompañados.

2. Terminar con las detenciones de los niños migrantes o que solicitan el estatus de refugiado, implantando una serie de alternativas adecuadas.

3. Mantener a las familias unidas; es la mejor forma de proteger a los niños y dotarles de un estatus legal.

4. Garantizar educación a todos los niños refugiados y migrantes, y darles acceso a servicios de calidad, entre ellos sanitarios.

5. Exigir que se actúe sobre las causas subyacentes de los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes.

6. Promover medidas para luchar contra la xenofobia, la discriminación y la marginación en los países de tránsito y destino.