Fundación Vodafone, un mundo sin barreras.

Vodafone tiene 27 fundaciones, una en cada uno de los países que opera, todas trabajamos con el lema "Connecting for Good", es decir, sin ánimo de lucro y aprovechando toda la potencia de las nuevas tecnologías para hacer más fácil la vida a las personas.

Arturo San Román 13 de noviembre de 2017

Fundación Vodafone, un mundo sin barreras.
Santiago Moreno, Director General de Fundación Vodafone.

Santiago Moreno,  Director General de la Fundación Vodafone

¿Cuál es la misión fundamental que Vodafone le da a su Fundación?


Vodafone tiene 27 fundaciones, una en cada uno de los países que opera, todas trabajamos con el lema "Connecting for Good", es decir, sin ánimo de lucro y aprovechando toda la potencia de las nuevas tecnologías para hacer más fácil la vida a las personas.
¿Todas las fundaciones de Vodafone trabajáis con los mismos parámetros?
No, cada fundación en su país detecta y decide cuales son los proyectos donde puede tener más impacto y ser más eficientes en función de su cultura y situación social. En definitiva, cada Fundación goza de plena autonomía a la hora de diseñar sus programas y elegir su público objetivo.


. ¿Y en España?

Desde el principio en Vodafone España, tuvimos claro que la tecnología podía hacer muchí- simo por dos colectivos importantes en el país, uno las personas con discapacidad y el otro las personas mayores. Los dos colectivos que conforman vuestro trabajo diario, son colectivos en riesgo de exclusión social y tecnológica.


¿Evitar la brecha digital en los dos colectivos, es uno de vuestros fines? 

Por supuesto. En el caso de la discapacidad evitar la brecha digital, es construir interfaces que no excluyan a nadie, que permitan a cualquier persona, sean cuales sean sus habilidades, pueda utilizar la tecnología. 


¿Un colectivo tan diverso como el de las personas con discapacidad, debe ser difícil? 

Es un reto, pero yo diría que está casi completo. En la actualidad hay muchas herramientas que permiten el acceso al móvil, desde sistemas que se conecta al joystick de la silla rueda y permite manejar el teléfono, a nuestro producto estrella, como el EVA FACIAL MOUSE, que permite a una persona que solo puede mover la cabeza, utilizar todas las funcionalidades del móvil. Yo diría que entre los sistemas que tenemos de teclados especiales y joysticks, sistemas que nos escuchan y atienden a nuestra voz, y los sistemas que nos miran y que aceptan comandos en función de lo que la cámara interpreta, tenemos prácticamente cubierta las necesidades de la mayoría de las personas con discapacidad para acceder a la tecnología.


¿Retos de futuro?

Muchos e ilusionantes, por ejemplo, que mí móvil interprete y acepte comandos en Lengua de Signos, no está muy lejos porque ya tenemos puestos los cimientos. Estamos experimentado con diademas y ondas cerebrales para poder interactuar con el móvil. Son puertas que están abiertas y en las cuales estamos trabajando con mucha ilusión y pasión.

El otro gran colectivo son las personas mayores, ¿cómo lo planteáis? 

Habría que hacer una segmentación muy fuerte de los mayores por su gran diversidad. Uno los mayores muy jóvenes, que realmente no tienen una brecha digital, han manejado las herramientas en su vida profesional, están en las redes, es decir este grupo que podría ir de los 65 años a los 70, no tiene grandes problemas. El otro gran segmento son los mayores, muy mayores y con poca autonomía personal; en este segmento quien aprovecha la tecnología, en su favor, son sus cuidadores. Nosotros estamos trabajando, justo con los que están en medio, tienen autonomía personal pero no vivieron la tecnología en su etapa profesional y por lo tanto corren el peligro de sufrir la brecha digital e intentamos que se reconecten.

  ¿Me imagino que en este colectivo la formación es fundamental? 

En eso estamos trabajando. Llevamos impartida formación de una forma directa a más de 300.000 personas mayores. Hemos creado cantidad de material y cursos audiovisuales que hoy emplean, gratuitamente, centenares de organizaciones de mayores y que están disponibles en nuestras diferentes plataformas o en nuestra página web.

¿Qué le aporta la Fundación Vodafone a la compañía?

Creo que mucho, somos por decirlo de alguna manera el "alma de Vodafone", aportamos ese plus social tan necesario en cualquier gran compañía, como la nuestra. Creamos orgullo de pertenencia en las personas que trabajan en Vodafone, porque además nos entienden perfectamente ya que trabajamos en el mismo campo, que no es otro que la tecnología, y así es fácil trabajar. 


¿Y Vodafone a su Fundación? 

Todo, desde la financiación a, lo que es más importante, el apoyo tecnológico para desarrollar nuestros proyectos. Y sobre todo que creen en lo que hacemos. Estamos en los mismos pará- metros, como no podía ser de otra manera.