Save the Children considera intolerable la reducción del gasto en Sanidad, Educación y Protección social

Según el Plan Presupuestario para 2018 que el Gobierno ha remitido a Bruselas, el porcentaje de gasto en Sanidad pasa del 6% del PIB al 5,8%; el de Educación pasa del 4% al 3,8% y el de Protección Social pasa del 16,5% al 16,2%.

Arturo San Román 31 de octubre de 2017

Save the Children considera inadmisible y vergonzoso que el Gobierno planee reducir el gasto en Sanidad, Educación y Protección Social en uno de los países con más desigualdad de la Unión Europea y con 1.400.000 niños viviendo en situación de pobreza severa. Estos niños viven en hogares que no pueden calentarse en invierno, sin consumir todos los nutrientes que necesitan, sin todo el material escolar necesario o sin poder asistir a las excursiones del colegio.

Según el Plan Presupuestario para 2018 que el Gobierno ha remitido a Bruselas, el porcentaje de gasto en Sanidad pasa del 6% del PIB al 5,8%; el de Educación pasa del 4% al 3,8% y el de Protección Social pasa del 16,5% al 16,2%. Sin embargo, otras partidas como la de Defensa aumentan de un 0,9% a un 1%. Estos porcentajes están muy alejados además de la media de inversión de la UE, que destina a Sanidad, Educación y Protección Social un 7,2%, un 4,9% y un 19,6% respectivamente.

"La lucha contra la pobreza infantil se ha vuelto a quedar fuera de las prioridades del Gobierno, que en los últimos Presupuestos Generales del Estado tan solo destinó 25 millones de euros a tal fin, lejos de los 1.000 con los que se había comprometido en el pacto de investidura. Ahora, vuelve a ignorar este asunto reduciendo las partidas de Sanidad, Educación y Protección Social, que inciden directamente en la vida de la infancia más desfavorecida. No podemos tolerar que estas partidas disminuyan si, además, hay dinero para aumentar otras partidas como la de Defensa", denuncia Andrés Conde, director general de Save the Children. "La recuperación económica tiene que tener rostro de niño y las administraciones tienen que hacer un esfuerzo de discriminación positiva con las familias más vulnerables para lograr la equidad", agrega.

Save the Children pide al Gobierno que, de cara a la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado, aumente considerablemente el gasto en las partidas de Educación, Sanidad y Protección Social, teniendo como referencia la media de la Unión Europea. La ONG exige, además, entre otras medidas, que dentro de la partida destinada a Protección Social se incluya el aumento de la prestación social por hijo a cargo para las familias en situación de pobreza de los 24,25€ actuales que reciben al mes hasta los 100€ por cada hijo. Save the Children tiene en marcha una petición al respecto para pedir al Gobierno que aumente esta prestación y que cuenta ya con más de 10.000 apoyos: