Más de 200 jóvenes con discapacidad intelectual pasarán este curso por la Universidad con el reto de lograr un empleo

Gracias a los programas de formación impulsados por Fundación ONCE, en los que participan 15 universidades

Arturo San Román 25 de octubre de 2017

Más de 200 jóvenes con discapacidad intelectual pasarán este curso por la Universidad con el reto de lograr un empleo
Foto familia.

Más de 200 jóvenes con discapacidad intelectual pasarán este curso por una de las 15 universidades españolas que han sido seleccionadas para el desarrollo de programas universitarios de formación para el empleo de jóvenes con discapacidad intelectual, en el marco de la convocatoria de ayudas de Fundación ONCE.

Dichos programas de formación se presentaron este martes en Madrid, en una jornada celebrada en la sede de Fundación ONCE, que contó con la participación del secretario general de Universidades, Jorge Sáinz; el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán; el presidente de Down España, José Fabián Cámara; el vicepresidente de Plena Inclusión, Juan Pérez, y el presidente de la Cooperativa Altavoz, Óscar Pueyo.

En su intervención, Sáinz afirmó que los programas universitarios de formación para el empleo de jóvenes con discapacidad intelectual que se presentan este martes se ajustan al modelo de Universidad por el que apuesta el Gobierno de España, que no es otro que el de "una Universidad en la que quepamos todos".
Y es que, prosiguió el representante del Ministerio de Educación, "ser excelente significa ser mejor cada día" y la Universidad ha de serlo en todos los ámbitos en los que trabaja, por lo tanto, también en el de la inclusión.
A este respecto, Alberto Durán destacó la importancia que tienen programas como los presentados en esta jornada para conseguir "una sociedad mejor, jóvenes más capacitados y empresas más comprometidas".

Por este motivo, el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE animó a todas las universidades a implicarse en proyectos que incorporen a personas con discapacidad intelectual y a trabajar en colaboración con las empresas para que se involucren en la contratación de este colectivo.

Finalmente, Alberto Durán pidió al Gobierno que visibilice estos programas "vanguardistas" en el ámbito europeo porque, según argumentó, ayudarán a conseguir un cambio de mentalidad en todas las personas.

Según se puso de manifiesto en el encuentro, el objetivo de este programa es mejorar la formación y el empleo de las personas con discapacidad intelectual, un grupo especialmente complicado entre las personas con discapacidad a la hora de encontrar trabajo.

Las tasas de actividad de los jóvenes con discapacidad son 14 puntos inferiores a las del mismo grupo de edad sin discapacidad, algo que ocurre igualmente con las tasas de empleo y paro, que también se duplican.

Y la situación se agrava más todavía en el caso de los jóvenes con discapacidad intelectual, que representan el 40% del total de la juventud con discapacidad, ya que en su mayoría no obtienen el título de Educación Secundaria y no acceden, por tanto, con facilidad al mercado laboral.

Durante la jornada, Lola Izuzquiza, directora de la Cátedra UAM-Fundación PRODIS y del programa PROMENTOR de la Universidad Autónoma de Madrid, y Ana Berástegui, directora del programa DEMOS de la Universidad de Comillas, expusieron las distintas experiencias y el impacto que tienen los programas pioneros en la formación universitaria de jóvenes con discapacidad intelectual.

Asimismo, se presentó el programa Eca-TIC, una plataforma virtual de empleo con apoyo, y se debatió sobre las propuestas y retos de futuro de los nuevos proyectos de formación universitaria dirigidos a personas con discapacidad intelectual.

En este contexto, Isabel Martínez Lozano, comisionada para Universidad, Juventud y Planes Especiales de Fundación ONCE, fue la encargada de moderar la mesa de debate en la que intervinieron Araceli Torres, vicerrectora de Responsabilidad Social de la Universidad de A Coruña; Rosa Mª Díaz, en nombre de la Universidad Pablo de Olavide, y Mª José Rodríguez, en representación de la Universidad de Alicante. El acto concluyó con la propuesta de creación de una red de universidades inclusivas por la discapacidad intelectual.


UNIVERSIDADES PARTICIPANTES

En concreto, las universidades seleccionadas para desarrollar este programa son la Universidad de A Coruña, Universidad de Alicante, Universidad de Alcalá de Henares, Universidad Pablo de Olavide, Universidad Pública de Navarra, Universidad Miguel Hernández, Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Murcia, Universidad de Burgos, Universidad de Castilla-La Mancha, Universidad de Jaén, Universidad de Málaga, Universidad de Almería, Universidad de Extremadura y Universidad de Granada.

La puesta en marcha de estos programas cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil, y por ellos pasarán más de doscientos jóvenes con discapacidad intelectual.