La ONCE homenajea al poeta Ángel García López con el Premio 'Amigo de los Tiflos'

El poeta roteño cumple 30 años impulsando los Premios Tiflos de Literatura de la ONCE

@arturosanromanf 7 de junio de 2017

El poeta Ángel García López (Rota, Cádiz, 1935) ha recibido en Madrid el Premio 'Amigo de los Tiflos', como homenaje a su apoyo e impulso a lo largo de los 30 años de vida de estos galardones literarios que anualmente convoca la ONCE, con el objetivo de fomentar y premiar la creación literaria en lengua castellana entre autores ciegos y videntes de todo el mundo.

De entre los 44 grandes nombres de la literatura española que durante los últimos tres decenios han formado parte de los distintos jurados de estos premios, que ya se han situado entre los más prestigiosos y anhelados por escritores noveles y consagrados con y sin discapacidad visual, el del ilustre Ángel García López (Premio Adonais 1969, Premio Nacional de Literatura 1973, Premio Nacional de la Crítica 1978, Premio Nacional de Letras Teresa de Ávila 2009 y Premio Andalucía de la Crítica 2013, entre otros) ha permanecido de manera constante, siendo el principal impulsor de los mismos.

"Me gusta recordar con nostalgia aquella lejana atardecida del año 1986, en la que reunidos en el centenario restaurante Lhardy, de la Carrera de San Jerónimo de Madrid, se llevó a cabo el natalicio con el que se anunciaran al mundo de la cultura unos premios, destinados a ocupar un espacio anual en el mundo de las letras españolas", dijo al recoger el galardón, en el transcurso de la reciente entrega de los premios en la capital madrileña.

Desde entonces, su espíritu poético, su maestría y sobre todo, su más profundo amor por la creación literaria, ha estado siempre presente, cuidando y dando lustre a los Premios Tiflos, eso sí, rodeado de las principales firmas de la historia contemporánea de la literatura española, sus amigos, entre ellos los ya fallecidos José Hierro, Luis Rosales, Francisco Ayala o Claudio Rodríguez, o los actuales José Manuel Caballero Bonald, Víctor García de la Concha, Fanny Rubio o Manuel Mateo Díez, entre otros.

Siempre de la mano de la ONCE, su objetivo ha sido año tras año incentivar, cual mecenas, la creación literaria y "reconocer el talento de autores, ciegos y no ciegos aún desconocidos o insuficientemente valorados, inéditos tal vez por la carencia de oportunidades y apostar por el alumbramiento de una serie de voces valiosas, latentes en nuestro colectivo de afiliados, que pugnaban por ver sus obras en estampa y poder demostrar con ello la existencia de unas cualidades injustamente ocultas en muchas ocasiones", manifiesta.

García López ha sido, en definitiva, y aunque su modestia se lo impida, capitán de ese "barco de papel que zarpó ilusionado en el 86, para navegar los 7 mares, sin cesar en su travesía", dijo. "Y así ha seguido, aireando una pancarta de entusiasmo, un altruista propósito de ayuda y mecenazgo, desde su nacimiento", aseguró el poeta, aportando algunos datos de los que dijo sentirse muy orgullo al cabo de estos 30 años, ya que por su espléndido curricular los Premios Tiflos ocupan ya un destacado lugar en el panorama literario de nuestro país.

A lo largo de estos 30 años, los Premios Tiflos de Literatura han galardonado las obras de 219 escritores -24 en Poesía, 75 en Cuento y 50 en Novela-, entre ellos 144 con discapacidad visual de habla hispana, procedentes, además de España, de Argentina, Uruguay, Guatemala, Chile, Cuba, Colombia, México, Reino Unido, Estados Unidos, Francia, entre otros países. Unos datos que demuestran, según García López, que "siempre puede llegar a ser verdad la utopía".

Técnico bibliográfico en la ONCE

Ángel García López es autor de una dilatada obra poética, en la que destaca la cuidadosa primacía del lenguaje, el rigor formal y la investigación de las posibilidades rítmicas y lingüísticas del poema, lo que le ha llevado a recibir importantes reconocimientos literarios

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid, ejerció la docencia de la literatura desde el año siguiente al de su titulación, y de forma ininterrumpida hasta el término de su vida profesional, como profesor de Bachillerato, compaginándola con actividad como técnico superior de Servicios Bibliográficos de la Dirección de Cultura de la ONCE durante muchos años.


Simultáneamente cursó estudios en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid y los preceptivos para su doctorado universitario e inició una nueva licenciatura, esta vez en Filología Hispánica.

 Su obra se incluye en antologías generales y temáticas, diccionarios de escritores, compendios generacionales, etc., y ha sido motivo de estudios repetidos, seminarios monográficos, investigaciones y trabajos para la obtención de grado en universidades tanto españolas como hispanoamericanas y objeto de traducciones parciales a idiomas extranjeros (árabe, francés, inglés, rumano, italiano, portugués y griego). El conjunto de su obra de este autor (todo lo editado hasta el año 2009) se encuentra recogido en Obra Poética, tres amplios volúmenes publicados por la Diputación Provincial de Cádiz.