Un bebé huérfano entre los más de 120 rescatados por Save the Children en el Mediterráneo

Esta operación ha sido una de las misiones más difíciles hasta la fecha para la ONG. El bote en el que han sido localizados había comenzado a desinflarse y por ello entró agua mezclada con combustible que produjo heridas a diez personas.

@arturosanromanf 7 de junio de 2017

Save the Children ha rescatado este fin de semana en el Mediterráneo a más de 120 personas, entre ellas varias mujeres embarazadas y cuatro bebés. Uno de ellos de 15 meses ha perdido a su madre durante el viaje.

Esta operación ha sido una de las misiones más difíciles hasta la fecha para la ONG. El bote en el que han sido localizados había comenzado a desinflarse y por ello entró agua mezclada con combustible que produjo heridas a diez personas.

El bebé que perdió a su madre fue inmediatamente puesto bajo el cuidado de los especialistas en protección infantil de Save the Children a bordo que están trabajando en coordinación con los equipos en tierra de la organización para asegurar que todas las necesidades de protección del niño se cumplan a su llegada a Italia.

"La trágica muerte de la madre de este bebé es sólo un ejemplo de lo que les ocurre a las familias por tomar la decisión de traer a sus hijos a Europa", alerta Rob MacGillivray, responsable de las operaciones de Save the Children en el Mediterráneo. "Se trata de una travesía extremadamente peligrosa y los traficantes están sometiendo a la gente a las condiciones más extremas, tanto en Libia, donde muchos pasan meses hasta que pueden cruzar, como en los frágiles y abarrotados botes en el Mediterráneo, donde más de 1.600 personas han muerto en lo que va de año".

"Los refugiados y migrantes que rescatamos el sábado estaban en las peores condiciones que hemos visto en un rescate. Muchos de ellos habían sido golpeados, azotados, secuestrados o violados durante su viaje. Estos trágicos sucesos constatan los graves peligros a los que se enfrentan las personas que cruzan el Mediterráneo en busca de una vida a salvo en Europa. Es otra prueba de que cuando no hay rutas seguras establecidas la gente muere en el mar", concluye MacGillivray.

Desde que Save the Children comenzó sus operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo la ONG ha rescatado a más de 4.000 personas, entre ellas 500 niños.