El pub 'Fissure' de Lleida vetó la entrada de 14 jóvenes con sindrome Down, alegando que ahuyentaban a otros clientes.

DOWN ESPAÑA respalda la denuncia al pub de Lleida que impidió el acceso a un grupo de jóvenes con síndrome de Down

@arturosanromanf 11 de abril de 2017

El pub 'Fissure' de Lleida vetó la entrada de 14 jóvenes  con sindrome Down, alegando que ahuyentaban a otros clientes.
Down España..

DOWN ESPAÑA respalda la denuncia presentada por DOWN LLEIDA ante un nuevo y flagrante caso de discriminación hacia personas con síndrome de Down.

 Los hechos sucedieron la noche del viernes 7 de abril en el pub 'Fissure' de Lleida, cuando un grupo de 14 jóvenes con síndrome de Down, acompañados por personal de apoyo de DOWN LLEIDA, quisieron acceder al local y se les denegó la entrada.

Una de las personas de apoyo del grupo pidió entonces una hoja de reclamación, que el propietario del establecimiento se negó a firmar, tal y como exige la normativa. Ante esta postura, el grupo llamó a los Mossos d'Esquadra, que mediaron para que el propietario accediera a salir del local, reafirmándose nuevamente en su negativa a firmar la hoja, algo que acabó haciendo la encargada.

Los responsables del pub alegan que la decisión de no permitir la entrada al grupo es una "decisión empresarial", ya que otros clientes se marchaban al ver al grupo de personas con síndrome de Down, con lo que perdían facturación, según informa Nació Lleida.


Algunos de los jóvenes ante las puertas del local.

La escena no fue nueva para este grupo, que ya el viernes de la semana previa fue vetado debido a que en el local se estaba celebrando una "fiesta privada", en palabras de los responsables. Ese mismo argumento fue el que emplearon en esta segunda ocasión, a pesar de que uno de los acompañantes del grupo había accedido previamente al local sin problemas, para confirmar que no se estaba desarrollando ningún acto privado.

Durante la mañana del día siguiente , y ante la dimensión social que ha alcanzado su actitud discriminatoria, el propietario del local se ha personado en la sede de DOWN LLEIDA.  Fue  recibido por la presidenta de la entidad, Pilar Sanjuán, quien le ratifico su intención de presentar la correspondiente denuncia, "no con la intención de que multen al local o que lo cierren durante una temporada, sino para que este lamentable hecho no vuelva a suceder jamás". Para lograrlo, considera Sanjuán, "es necesario que el colectivo de propietarios y personal de acceso de estos locales entiendan de una vez que las personas con síndrome de Down tienen los mismos derechos que el resto de la sociedad". 

Además, recuerda la presidenta de DOWN LLEIDA, "necesitamos que los jóvenes y clientes habituales de este tipo de establecimientos comprendan la gravedad de vetar la entrada a otros usuarios, y que se sensibilicen ante vulneraciones tan dañinas como ésta. Que se conviertan en agentes transmisores de la inclusión en el ámbito del ocio".

En consecuencia, DOWN LLEIDA, denuncio los hechos ante la Fiscalía, y ha elevado la reclamación al Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat.


Los jóvenes con la hoja de reclamación.

DOWN ESPAÑA apoya de pleno esta denuncia de DOWN LLEIDA, y a través de su presidente, José Fabián Cámara, tacha el episodio de "anacrónico, ya que no se entiende que una sociedad madura y moderna siga consintiendo vulneraciones propias de otras épocas. La inclusión efectiva requiere que la sociedad asuma la realidad de la diversidad en su seno".

Estos hechos constituyen un caso claro de discriminación hacia las personas con síndrome de Down, algo contrario a la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad". Un texto ratificado por España que prohíbe "toda discriminación por motivos de discapacidad y garantiza a todas las personas con discapacidad protección legal igual y efectiva contra la discriminación por cualquier motivo". 

Además, el artículo 512 de nuestro Código Penal sanciona con entre 1 y 4 años de inhabilitación profesional a quien, ejerciendo su actividad laboral, deniegue a una persona una prestación a la que tenga derecho por razón de su discapacidad, entre otros muchos aspectos, como la raza, religión, sexo u orientación sexual.


DOWN ESPAÑA y sus 92 asociaciones federadas trabajan para asegurar la plena inclusión social de las personas con síndrome de Down y para garantizar el goce efectivo de sus derechos. Discriminaciones como la ocurrida el pasado sábado en Lleida impiden el acceso de este colectivo a actividades de ocio y tiempo libre y por tanto, limitan su desarrollo como ciudadanos de pleno derecho.