Historia de la semana: Esta semana historia con nombre propio "Ana Bella"

En la Fundación Ana Bella las mujeres supervivientes usan su  empatía y su ejemplo de superación para ayudar a una media de 1.200 mujeres maltratadas al año para que Rompan el Silencio , se empoderen y emprendan una vida feliz.

@arturosanromanf 7 de abril de 2017

Ana Bella es una mujer SUPERVIVIENTE, Emprendedora Social de Ashoka y Premio del Observatorio contra la Violencia del CGPJ. Desde el 2002 aparece en los medios como Testimonio Positivo para otras mujeres cambiando la imagen social de mujer víctima por la de superviviente.

Ana Bella ha aportado una visión positiva y efectiva en la lucha contra la violencia de género implicando como agentes de cambio a mujeres que, como ella, han superado el maltrato de forma positiva.

"Estamos redirigiendo la energía negativa desde la violencia hacia la Empatía y la Productividad. Las mujeres supervivientes no somos el problema, somos parte de la solución. En nuestro camino de empoderamiento dejamos de ser víctimas para convertirnos en mujeres victoriosas que actuamos como agentes de cambio social."

Ana Bella Estévez Jiménez de los Galanes nació en Sevilla el 27 de Agosto de 1972. Se casó con 18 años y a pesar de haber obtenido matrícula de honor en COU su marido no le permitió ir a la universidad. Sufrió malos tratos psicológicos y físicos durante once años hasta que una noche se escapó de su casa con sus cuatro hijos/as, denunció e ingresó en una casa de acogida.

 Cuenta su experiencia en el artículo Rompamos el Silencio que se publica en el Anuario de la Junta de Andalucía 2003. Ana Bella empieza a aparecer en programas de tv y radio como TESTIMONIO POSITIVO para otras mujeres, demostrando que si se denuncian los malos tratos hay una alternativa a la muerte que es una vida digna y feliz.

Ana Bella está canalizando la EMPATÍA y los TESTIMONIOS POSITIVOS de mujeres SUPERVIVIENTES de violencia de género para VISIBILIZAR y apoyar al 80% de las mujeres víctimas que no denuncian y por lo tanto no son beneficiarias de los recursos públicos de ayuda diseñados para ellas.

A través de la creación de redes naturales de confianza y proporcionando ejemplos positivos de superación, logra que las mujeres maltratadas se empoderen y se transformen en supervivientes, capaces de actuar como promotoras de igualdad, rompiendo así con la cadena generacional de violencia y con el enfoque tradicional de la victimización.

En Mayo de 2006 crea La Fundación Ana Bella para la Ayuda a mujeres maltratadas y madres separadas, impulsando el Programa Amiga con el que la red de mujeres supervivientes interviene con una media de 1200 mujeres maltratadas al año para que rompan el silencio, denuncien cuando estén preparadas y comiencen una vida feliz como mujeres victoriosas.

En Agosto de 2007 crea la Empresa Servicios Integrales Solidarios con la que ha dado empleo a 120 mujeres víctimas y supervivientes de violencia de género, y que ha recibido el Premio Mujer Emprendedora 2009 de la Fundación Pública Andaluza Andalucía Emprende y ha sido nombrada como uno de los 10 emprendimientos sociales más prometedores de 2011 por Momentum Project (ESADE, BBVA y PWC).

En Marzo 2011 Ana Bella fue elegida Emprendedora Social en España por la Fundación Internacional Ashoka.

En Diciembre 2011 aparece en El País como una de las 100 protagonistas mundiales del año en la sección líderes, siendo noticia no porque ha sido asesinada sino por su liderazgo en el movimiento de mujeres supervivientes.

En Enero 2012 crea la Escuela Ana Bella para el Empoderamiento de la Mujer gracias al apoyo del Fondo Social Danone y de Momentum Task Force, con la que ha dado formación y empleo a 550 mujeres supervivientes de violencia de género, con la visión de que una mujer que ha superado la violencia es un valor positivo para el desarrollo económico y social de la empresa, provocando un cambio de paradigma en la inserción laboral de mujeres que han sido maltratadas: la contratación basada en valores personales como superadoras en lugar de discriminación positiva por ser víctimas.

 Trabajos empoderadores y de cara al público como Embajadoras de Marca en lugar de trabajos invisibles que causan una doble victimización y exclusión social.

La Escuela Ana Bella ha sido premiada como el mejor proyecto europeo de Co Creación con impacto social y económico, entre 338 proyectos de 34 países en el concurso de Ashoka Changemakers Suiza 2014. Ha recibido también el Premio al Mejor Proyecto para el Empoderamiento de la Mujer del Ecosysteme Fund Paris 2015 entre 60 proyectos mundiales.

En Noviembre 2012 es elegida una de las Top 10 mujeres líderes en el sector social en España por la revista Mujer&Cía.

En Noviembre 2013 organiza el I Congreso Internacional de Mujeres Supervivientes en Valencia y lidera la creación de la Primera Red de Asociaciones de Mujeres Supervivientes, Federación RAMMAS de la que es elegida presidenta por unanimidad.

En Enero 2014 es elegida como integrante del Panel de Expertas en España.

En Junio 2014 es elegida como una de las 100 changemakers líderes mundiales en la Changemaker Week Ashoka, París.

En Julio 2014 comienza a trabajar con Ashoka GlobalizerX para crear una estrategia de escala mundial.

En Septiembre 2014 recibe en Berlín el Vision Award, uno de los premios más prestigiosos en innovación social.

En Enero 2015 lanza la APP ANA BELLA con la ayuda de la Fundación Trafigura e Itinerarium para crear una red mundial de mujeres supervivientes que acompañen las 24 hrs de los 365 días del año a las mujeres víctimas que piden ayuda para romper el silencio.

Ana Bella está influyendo en el cambio social y político por una sociedad libre de violencia hacia las mujeres participando activamente en lobbies y en la elaboración de protocolos de actuación desde la perspectiva de supervivientes. 

Destacamos su intervención en el Grupo de Trabajo del Parlamento relativo al análisis y revisión de la situación y medidas para la promoción de la igualdad de género y contra la violencia de género en Andalucía, en la elaboración del protocolo de regulación de la comunicación de los malos tratos en Canal Sur TV, en el programa de formación del Consejo General del Poder Judicial para los y las jezas del turno de violencia, en el protocolo de actuación en centros de acogida de la Comunidad de Madrid, en el modelo de formación a intérpretes de víctimas de violencia de género en el proyecto europeo SOSVICS, en la aplicación gratuita para móviles LIBRES con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y en el Estatuto de la Víctima con el Ministerio de Justicia.

Ana Bella es una reconocida conferenciante y ha sido ponente en Universidades y en múltiples foros nacionales e internacionales, destacando el congreso AECOC (Barcelona, Oct 2012), EVE programa para altas ejecutivas europeas ( Evian Dic 2012), Empoderamiento de la Mujer Tedext Talk (Barcelona Dic 2012), Inspirando Cambios Tedext Talk (Burgos 2013), el Congreso de Mujeres que Transforman el Mundo (Segovia, 2013) y el Congreso Mundial de Casas de Acogida celebrado en Washington DC, USA en Febrero de 2012 en el que Valerie Jarret, consejera del Presidente Obama, la destacó como un ejemplo a seguir en la lucha mundial contra la violencia de género.

Ana Bella es sólo la cara visible de otras muchas Ana Bellas que trabajan diariamente aportando su empatía y su sorodidad como mujeres supervivientes en un cambio social hacia la igualdad. 

La primera mujer que ayudó Ana Bella se quedó en su casa con su hijo. Ahora Leticia vive en Madrid y ha ayudado a más de 30 mujeres a salir de la violencia. 

Ese es el milagro de la Fundación Ana Bella, una mujer ayuda a otra, ésta a otra y se ha creado una red de mujeres supervivientes por todo el mundo, que estamos demostrando que las mujeres que hemos sido maltratadas no somos el problema, sino que somos parte de la solución.

Ana Bella está logrando que las mujeres maltratadas se transformen de víctimas a mujeres Supervivientes y Empoderadas que actúan como Agentes de Cambio Social.

Ana Bella: "La violencia contra las mujeres no es una lacra social, es una vulneración de los derechos humanos. Cuando salí de la casa de acogida, cuando estaba por fin a salvo del maltrato, seguía sin poder dormir, porque sentía el terror silencioso de tantas mujeres que en ese momento estarían viviendo lo que yo sufrí durante once años

Sólo quise contar mi historia para ayudar a las mujeres invisibles a que rompieran el silencio y tuvieran la oportunidad de comenzar una vida feliz, porque se lo merecen, ellas y sus hijos/as, porque todos y todas nos merecemos una vida feliz. 

Mi historia ha dejado de ser mi vida y se ha convertido en una herramienta para que otras mujeres encuentre su luz y su camino de empoderamiento. 

El día en que una mujer me pidió ayuda a través de facebook, diciéndome que todo lo que yo contaba en los medios era lo mismo que estaba viviendo su prima porque su prima era la novia de mi ex marido, ese día me di cuenta que hasta yo, la víctima que había sufrido los maltratos de ese hombre, hasta yo me había olvidado que había una mujer en mi lugar. ¿No iba a olvidarse la sociedad? 

Por eso comprometí mi vida a poner voz a las mujeres que no pueden hablar por estar siendo maltratadas y a recordar a la sociedad que 1 de cada 3 mujeres en el mundo sufrimos violencia de género y que la solución está en cada uno y en cada una de nosotras, si somos un ejemplo de amor y de igualdad, las mujeres nunca más seremos maltratadas.