No le pongas género, ponle talento

La Fundación Adecco lanza junto a 64 empresas la campaña "No le pongas género, ponle talento". Esta campaña invita a reflexionar sobre las barreras que dificultan la entrada en el mercado laboral de las mujeres en riesgo de exclusión.

@arturosanromanf 6 de marzo de 2017

El próximo 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, una fecha muy señalada en el calendario que nos invita a reflexionar sobre la situación laboral de las mujeres en riesgo de exclusión.

En España, aún son muchas las mujeres que tienen que hacer frente a un doble estigma social por ser mujer y contar con otros factores de riesgo y discriminación que les dificultan acceder a un empleo.

Según el índice AROPE, que analiza al grupo de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social, el perfil de la mujer en situación de pobreza se corresponde con el de una mujer entre 16 y 29 años que tiene responsabilidades familiares no compartidas, que está en situación de desempleo de larga duración y no tiene estudios

. Por cuarto año consecutivo, la Fundación Adecco lanza el informe #EmpleoParaTodas: mujer en riesgo de exclusión en el mercado laboral, cuyas conclusiones se basan en las respuestas de 700 mujeres en situación de vulnerabilidad social que buscan, a través del empleo, estabilidad económica, independencia y autonomía e incluso en muchas ocasiones una salida a situaciones de violencia de género.

Este informe analiza la doble discriminación laboral que sufren mujeres con discapacidad, mujeres mayores de 45 años, mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de violencia de género.

El 68% de las mujeres consultadas para la elaboración de este informe se encuentran en paro, un 53% de ellas es desempleada de larga duración, un factor determinante que 2 conduce a muchas de ellas a una situación de vulnerabilidad.

Según Arancha Jiménez, directora de operaciones de la Fundación Adecco: "la exclusión social es una situación realmente dura para cualquier persona, sin embargo, estar expuesto a esta situación por ser mujer es especialmente incomprensible y doloroso. Si añadimos factores como la responsabilidad familiar no compartida, la violencia de género o la discapacidad, la situación de vulnerabilidad se vuelve extrema"

. En España, más de 3 de cada 10 personas en edad laboral (32,5%) está en riesgo de exclusión según la Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión (EAPN). Una situación a la que se enfrentan 1.395.462 mujeres que esperan mejorar su vida a través del empleo.

El empleo no es solo fuente de ingresos económicos, también es fuente de salud a todos los niveles: física, emocional y también mejora las habilidades y relaciones sociales de una persona.

En este sentido, 7 de cada 10 mujeres en riesgo de exclusión con empleo asegura que éste ha mejorado su vida. Un dato que da cuenta de la importancia que tiene el trabajo en la vida de cualquier persona y la necesidad de promover medidas que favorezcan la entrada en el mercado laboral de aquellas mujeres que lo tienen más difícil.

Desde 2008, la tasa de pobreza y exclusión en mujeres en edad laboral se ha incrementado de manera progresiva hasta situarse en el 32,2% actual, 9 puntos porcentuales más que en 2008. Si bien, en los inicios de la crisis económica la tasa de exclusión y pobreza en las mujeres se situaba 2,3 puntos por encima de la de los hombres, en la actualidad, el riesgo de exclusión entre hombres y mujeres es muy similar situándose respectivamente en un 32,9% y 32,2%.

El 83% de las mujeres encuestadas aseguran tener dificultades para llegar a fin de mes y tan solo el 5% considera contar con una situación de estabilidad laboral o económica. A la hora de buscar empleo, las mujeres en riesgo de exclusión emplean distintas herramientas como por ejemplo: portales de búsqueda de empleo y redes sociales (90%), servicios públicos de empleo (77%), bolsas de empleo (74%), red de contactos (68%), ETT's (60%), agencias de colocación (52%) y programas de orientación laboral (48%).

También optan por la autocandidatura (44%), la prensa especializada (19%) y otros como lanzaderas de empleo y oposiciones (8%). Por lo que se refiere al tiempo que tardan en encontrar empleo, un 41% afirma que para encontrar su empleo actual tardó más de un año, un 34% entre 1 y 7 meses, un 8% entre 7 y 12 meses y un 18% menos de un mes. Por sectores de actividad, las mujeres en riesgo de exclusión tienen más oportunidades laborales en el sector servicios (82%) seguido de la industria (10%), la hostelería (6%) y otros como la agricultura y la construcción (2%).

Mujeres con discapacidad Tan solo un 8% tiene un empleo estable frente al 64% de las mujeres a nivel general Las mujeres con discapacidad, como otras mujeres en riesgo de exclusión, tienen que hacer frente a múltiples barreras para acceder al mercado laboral.

El 66% de las mujeres con discapacidad encuestadas afirman sentir doble discriminación por ser mujer y tener discapacidad a la hora de buscar un trabajo o en el propio ámbito laboral. Muchas de ellas aseguran que "la discapacidad genera inseguridad a los empresarios, de ahí que prefieran a 4 una persona sin discapacidad. El desconocimiento en torno a la discapacidad aún causa miedo en las compañías y nos hace más vulnerables".