Fíjate en un 'cazachollos' para comprar un piso

La crisis inmobiliaria beneficia al comprador. Además de la rebaja del precio, puede aprovechar la profesionalización del sector, pues han desaparecido los aficionados que intentaron beneficiarse del 'boom' inmobiliario.

25 de febrero de 2009

Ahora sólo los agentes, comerciales y asesores especializados en el mercado residencial logran convencer al dueño de que ya no es posible vender 'ladrillos' a precio de oro.

Los expertos aseguran que los profesionales son mucho más objetivos que los particulares interesados en adquirir una vivienda a la hora de valorar el inmueble y tienen más recursos para negociar con el propietario, ya que no se dejan llevar por las emociones, sino por los datos y su conocimiento del mercado.

Conoce las diez reglas que siempre tiene en cuenta el auténtico 'cazachollos':

1- Orienta al dueño. "Es fundamental la labor de concienciación del vendedor del piso. Acabó la época con  precios de locura", dice Jose María Núñez, de Gran Vía 57 Inmobiliaria & House Hunting.

2- Es más objetivo. "Un profesional es más objetivo al valorar un inmueble. Se rige por criterios de mercado, mientras que el particular se deja llevar por sus emociones", dicen en Look & Find.  

3- A por el mejor precio. "Debe estar entre un 10% y un 15% por debajo del precio al que se suelen cerrar las ventas de vivienda en la zona", afirma Rubén Cózar, director del área residencial de Foro Consultores.   

4- Sabe esperar. "A medida que se alarga el tiempo de comercialización,  los descuentos son más interesantes para el comprador", asegura Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com.   

5- Una selección previa. Según Jesús Duque, de Alfa Inmobiliaria, es habitual que el comprador se pierda ante el exceso de oferta y dude sobre si es o no buena compra. El profesional filtra los datos.

6- Valora el entorno. Sabe buscar en barrios consolidados. "Aunque el precio sea inferior en zonas periféricas hay que contar los gastos de desplazamiento y el factor tiempo", destaca Rubén Cózar, de Foro Consultores.

7- Se pone en tu lugar. "Siempre me pregunto si yo viviría en esa casa para valorar si es una oportunidad", señala José María Núñez, de Gran Vía 57, Inmobiliaria & House Hunting.

8- Estudia el mercado. El profesional sabe que los chollos se encuentran, según explican en Look & Find, en zonas con exceso de oferta.

9- Conoce los límites. "Es importante saber qué es lo que mueve al propietario a vender el inmueble. La necesidad marca el precio", revelan en Alfa inmobiliaria.
 
10- Prevé la financiación . Cuando la cuota hipotecaria es similar al alquiler mensual de la zona ya podemos decir que es un chollo, según afirman en Foro Consultores.