El Gobierno colombiano anuncia concesiones viales por 22.000 millones de dólares

El presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura colombiana (ANI), Luis Fernando Andrade, anunció hoy la adjudicación de una treintena de concesiones viales valoradas en 40 billones de pesos (unos 22.000 millones de dólares).

Bogotá, EFE 13 de septiembre de 2012

Andrade explicó en una rueda de prensa que este proyecto pretende superar el "rezago tan importante en infraestructuras que tiene el país", y confía en hacer las adjudicaciones en un plazo de dos años.

La llamada "Cuarta generación de concesiones de Colombia" será presentada el próximo martes en Bogotá en un encuentro con inversores colombianos e internacionales y fondos de infraestructuras e inversiones.

En este encuentro se dará a conocer el primer bloque de concesiones, cuya entrada a concurso está prevista para el próximo mes de diciembre y tiene un valor total estimado superior a 7 billones de pesos (unos 3.800 millones de dólares).

Éste proyecta la construcción de seis carreteras: dos en Cundinamarca, que es el departamento central al que pertenece Bogotá); dos en Antioquia, en el noroeste; una en la norteña costa Caribe y otra en el Valle del Cauca, en el suroeste.

Estas vías tienen una ubicación estratégica desde el punto de vista de la interconexión interna del país y para favorecer el traslado de mercancías y transporte de materias primas entre importantes puntos industriales del país.

Andrade dijo que después de este primer bloque en diciembre, la ANI sacará al mercado el resto de las concesiones viales cada tres meses, con el objetivo de que en 2014 hayan sido adjudicadas todas las concesiones.

La financiación correrá a cargo de los peajes en un 60 %, y el 40 % restante serán "pagos por disponibilidad del Gobierno", que en esta ronda de concesiones incluye la novedad de incluir el ahorro de los fondos de inversiones.

Sin embargo, estos fondos no se incorporarán en la inversión hasta las fases finales de menor riesgo, cuando la ANI considere que el concesionario ha cubierto con su aporte de capital los riesgos ambientales, de construcción y de predios, entre otros, y que la obra avanza de forma segura.

El Gobierno tiene un presupuesto de 2,7 billones de pesos (unos 1.498 millones de dólares) por año para respaldar estas 30 obras viales pertenecientes a la Cuarta Generación de Concesiones, que se proyectan a un promedio de unos 22 años de pago.

En el encuentro del martes próximo los inversores también conocerán "el nuevo contrato de concesión", que condicionará los pagos al resultado final de la obra, y también "cómo se administrarán y repartirán los riesgos", adelantó Andrade.

El funcionario de la ANI destacó este proyecto como la inversión en infraestructura "más importante de Colombia" en su historia, pues mientras durante 20 años adjudicaron obras por 25 billones de pesos, en los próximos dos años esperan hacer concesiones por 40 billones de pesos.

Los objetivos de la ANI para 2014 son acelerar el desarrollo de la infraestructura hasta alcanzar el 3 % del producto interior bruto (PIB), que supone unos 18 billones de pesos (unos 9.000 millones de dólares).