España, entre países donde más se abarató la mano de obra el primer trimestre

España fue el segundo país de la Unión Europea (UE) donde más se abarató el coste de la mano de obra durante el primer trimestre del año, según los datos divulgados hoy por Eurostat, la oficina de estadística comunitaria.

Bruselas, EFE 17 de junio de 2013

En concreto, los costes laborales por hora trabajada cayeron un 0,7 %, tan sólo por detrás de Eslovenia, donde se redujeron un 3,8 %, mientras que en Chipre y Portugal, los dos otros países donde también descendieron, lo hicieron un 0,5 % y un 0,3 % respectivamente.

En España, el retroceso de los salarios entre enero y marzo fue inferior al experimentado en el último trimestre de 2012, cuando la caída fue del 3,4 %, aunque durante los primeros nueve meses del año había registrado subidas de entre el 1,9 % y el 0,5 %.

Entre los Estados miembros con datos disponibles, los mayores incrementos se registraron en Rumanía (8,6 %), Estonia (7,5 %), Eslovaquia (5,5 %), República Checa (5,4 %), Hungría (4,9 %), Lituania y Austria (4,8 %, ambos).

Por su parte, en las grandes economías europeas, el precio medio de la mano de obra aumentó un 3,9 % en Alemania; un 3,8 % en Polonia; un 2,5 % en Italia; un 1,6 % en el Reino Unido, y un 0,1 % en Francia.

El coste medio de la mano de obra se encareció en el primer trimestre del año un 1,6 % en la zona del euro respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que en el resto de los Veintisiete aumentó un 1,9 %.

En el trimestre inmediatamente precedente, el precio de la mano de obra había aumentado un 1,3 % tanto en la zona euro como en el conjunto de la Unión.

Entre los principales componentes del coste de la mano de obra, los salarios por hora trabajada subieron un 1,7 % en la zona del euro y un 2,0 % en toda la UE, mientras que los costes no salariales lo hicieron un 1,4 % y un 1,9 %, respectivamente.

Por sectores, el de la industria fue el que registró un aumento del precio de la mano de obra por hora más acentuado, del 3,3 % en los países que comparten la moneda única y del 3,4 % en el conjunto de países de la UE.

Los costes de la mano de obra en la construcción subieron un 1,8 % en los Diecisiete y un 1,7 % en los Veintisiete, mientras que el sector de los servicios experimentó un incremento del 1,3 % y del 1,7 %, respectivamente.