Vídeo: La tecnología llega a la restauración de obras de arte

28 de Octubre de 2013

El Cristo de la Buena Muerte, el de la Cofradía de Mena, está siendo sometido a un exhaustivo examen, el que le están realizando los ingenieros informáticos de la empresa Ageo. Están tomando imágenes, escaneando y digitalizando cada milímetro del Cristo al que tanta devoción le tienen los legionarios y toda Málaga. A través de este proceso se ofrece una réplica digital exacta y precisa a todo color de las tallas procesionales. Fotografías de 10 puntos por cada milímetro cuadrado, generando modelos con una precisión de 3 micras a partir de la talla original y sin entrar en contacto con ella, preservando así su integridad. Esta cofradía preservará para siempre la imagen de sus titulares, se sirven de la tecnología ya que bien saben lo que significa perder la talla de una de sus imágenes, recordemos que el Cristo de la Buena Muerte es una réplica del Cristo de Pedro de Mena que se perdió en la Guerra Civil. Ahora, gracias al proceso de escaneo y digitalización, si la desgracia provocara la pérdida de la talla actual, podría ser reproducida a medida y a detalle exacto.