Vídeo: Los relojes más precisos del universo antes fueron estrellas

22 de Noviembre de 2012

Los púlsares son uno de los más grandes misterios del universo. Como faros perdidos en el cosmos, emiten destellos, pulsos de luz, que llegan a la Tierra. A ojos de científicos como Victoria Kaspi, que ha participado en el ciclo "La ciencia en el cosmos, la ciencia del cosmos", que patrocina la Fundación BBVA. Según explica, "un púlsar es el remanente del colapso de una gran estrella que ha agotado su comubustible y termina colapsando". Cuando una estrella colapsa, se produce una gran explosión. Tras ella, el resultado puede ser una estrella de neutrones, una esfera, por ejemplo del tamaño de la ciudad de Madrid, con más masa que nuestro Sol y que rota sobre si misma a gran velocidad. "Cuando la estrella colapsa y forma una estrella de neutrones, esta se acelera", explica la catedrática de la Universisdad McGill de Montreral. "Es el mismo principio que cuando en patinaje el patinador comienza a rotar con los brazos extendidos y, al contraerlos, acelera la velocidad". Los púlsares emiten en cada vuelta un destello y un sonido. Algunos, rotan varios cientos de veces por segundo con una precisión que los convierte en los relojes más precisos del universo. Es por eso que los púlsares y otras estrellas de neutrones premiten a los científicos estudiar cuestiones que van desde el origen del universo hasta la naturaleza de la materia: de ahí que los consideren regalos cósmicos.