Vídeo: Para haberse matado

18 de Octubre de 2012

Cuando Richard Henriksen, un cirujano noruego aficionado a los saltos BASE, ve las imágenes con sus hijos aún se le ponen los pelos de punta.