Vídeo: La cuna friki tiene nombre propio: Comic-Con

24 de Julio de 2010

Hay un encuentro ineludible este fin de semana para muchos actores de Hollywood y es una feria de cómic, el Comic-Con de San Diego. Por allí ha pasado incluso Angelina Jolie. Y es que cada vez el cine se fija más en los superhéroes y supervillanos del papel ilustrado. No crean que esto es Cannes, Venecia o San Sebastián. A dónde ha ido la Jolie a promocionar su última película es a una feria del cómic. Una grande. El mismo sitio al que cada año peregrinan miles de frikis disfrazados de sus personajes favoritos de ficción. 30 minutos ha pasado con ellos presentándoles su nuevo trabajo. Salt, otra película de espías. Y no ha sido la única estrella que ha pisado la alfombra roja del Comic-Con haciendo campaña de su  última producción. El motivo es que los frikis mandan. Lo que gusta aquí se convierte en taquillazo cinematográfico, lo que disgusta en el mayor de los desastres. Los ejemplos son muchos. El último, Tron: Legacy. La cinta de Disney que promete arrasar en taquilla. Los 130.000 visitantes del Comic-con utilizan el boca-oído cibernético y sus opiniones en Facebook o Twitter se dejan notar en la taquilla. Una legión de mitómanos cuyo criterio vale millones.