Vídeo: Blas de Lezo, el marino cojo, tuerto y manco que derrotó a una flota inglesa.

28 de Septiembre de 2013

Cojo, manco y tuerto. Así se presentaba en cada batalla, desde los 25 años de edad, el marino español Blas de Lezo, apodado "el medio hombre". El Museo Naval de Madrid desenvaina su espada casi tres siglos después de su muerte. Esta muestra excepcional reconstruye ahora su vida con más de 80 piezas únicas. Un puzzle histórico para recordar al teniente general que jamás perdió un combate y que fue capaz de resistir el ataque de la segunda flota más grande de la historia. Con 195 navíos y 30.000 hombres, el almirante inglés Vernon asedió la fortificación colombiana. Allí le esperaba Blas de Lezo con 12 embarcaciones, sólo cinco de guerra, y aproximadamente 3.200 hombres. Inglaterra estaba tan segura de su triunfo que llegó a acuñar cientos de monedas conmemorativas, con Blas de Lezo arrodillado ante su almirante. Monedas únicas que ahora se pueden contemplar en el Museo Naval. Una batalla que acabó perdiendo la flota inglesa y sobre la que dio cuenta en un diario, ahora expuesto, el propio Blas de Lezo y que ha pasado casi de puntillas en la historia española. Este teniente general fue denostado en vida por su enfrentamiento con el virrey Sebastián Eslava, con el que defendió Cartagena de Indias. Esta muestra abierta al público hasta el próximo mes de enero coincide en el tiempo con la proposición no de ley aprobada en el Congreso hace diez días, en la que se reivindica la figura y valores de este marino. Eso sí, no sin discrepancias históricas. ERC explicó que votaba en contra porque Blas de Lezo estuvo presente en el asedio a Barcelona el once de septiembre de 1714. Un ataque en el que perdió su brazo derecho. En la actualidad, Blas de Lezo da nombre a una de las fragatas españolas.