Vídeo: Arqueólogos españoles descubren el ataúd de un niño de hace 3.500 años

31 de Enero de 2013

Un equipo español de arqueólogos ha localizado el ataúd de un niño que vivió hace más de 3.500 años en una necrópolis cerca de Lúxor, la antigua ciudad de Tebas. Tallado en madera, el féretro de menos de un metro de largo  fue pintado en blanco y carece de decoración.Las primeras investigaciones  el niño podría haber fallecido con 5 años. Junto a él, han encontrado unas figuras de madera que apuntan a que podría tratarse de un príncipe heredero que vivió durante la dinastía séptima. Pero el féretro carece de inscripción alguna.  No se explican cómo ha aparecido apartado del resto de las tumbas y no fue enterrado en un cementerio familiar. Un hallazgo de gran importancia por la cantidad de información que puede aportar sobre uno de los periodos más enigmáticos y misteriosos del Antiguo Egipto.