Vídeo: ¡Al agua patos!

15 de Agosto de 2013

Ser pato tal día como hoy en Sagunto es algo que provoca "estrés, angustia y miedo". Lo dicen los defensores de los animales. Por eso, se prohibió esta tradición en 2010. Ahora, con más vigilancia y evitando que sufran los 120 patos que se han lanzado al agua este año, alza de nuevo el vuelo una fiesta con más de 70 años de antigüedad. Entre los cambios y controles del Ayuntamiento, destaca que los participantes no se pueden llevar los patos a casa como trofeo.Pero ellos disfrutan mostrándoselo a sus vecinos. Porque en Sagunto lo importante es disfrutar. No quieren que para que ellos lo puedan pasar bien, salgan perdiendo los patos. Se conforman con quedar todos empatados.Alcanzarlos a nado no es nada fácil. Es casi tan complicado como coger la bandera al final de la cucaña. Un ejercicio no apto para patosos.