Fredi Leis: "Nuestro cerebro es un poco canalla y nos impide probar cosas nuevas"

El joven artista gallego estrena Neón, su primer álbum y segundo trabajo de estudio.

Javier Navarro 23 de febrero de 2018

Incluido en el número 1757 de QUÉ! en papel. Podrás leer la edición completa aquí.

"Había que evolucionar. Todos evolucionamos", me dice. Entre excusa y argumento, Fredi explica el porqué de su metamorfosis. Un cambio tan atrevido como conservador; tan valiente como reservado. Publicado hoy mismo, Neón (Sin Anestesia, 2018) contrarresta su cara más urbana y novedosa con algunos temas conservadores que han sido reciclados y reformados en el estudio.

Primer corte del disco, primer giro hacia ritmos latinos. ¿Por qué?


Es lo que me pedía el cuerpo y lo que escucho ahora mismo. Antes era mucho más cerrado de mente y ahora que me he puesto a investigar, me gusta todo. Por eso lo que se verá en este disco es esa mezcla. 

En estos primeros temas del disco demuestras que es posible hacer canciones urbanas con mensaje. ¿Echabas de menos cierta profundidad en el género?

En lineas generales, en el reggaeton pesa más el ritmo y que el cuerpo baile que el mensaje que intentas transmitir. Sin embargo, mis canciones han seguido naciendo desde el piano y la guitarra. Ha sido después, en la producción, donde las hemos maquillado, pero siempre con el n de contar algo.

Estas canciones son susceptibles de remix que los conviertan en hit veraniego. ¿Lo tienes en mente?

Confío mucho en una, pero no te puedo decir cual. Me gustaría sacarla con un dueto que a mi me guste, lo haría. Ese tema me habría gustado sacarlo como single, pero he preferido guardarla para primavera precisamente por esto. 

  • Debutará como actor en 'La Sombra de la Ley' de Dani de la Torre (octubre, 2018) 

Ninguno de los dos adelantos mostraban este cambio. ¿Lo ocultaste a conciencia?


Creo que cuando pasas de una cosa a otra directamente puedes ser muy radical. Mariposas y Sálvate son el punto intermedio; los temas que mejor abrían el camino. Ejercían muy bien el papel de transición, porque lo que sí quería era abrir el disco con un primer tema que, como dices, mostrase lo más diferente, aunque dentro del disco haya temas que sigan la linea anterior.

Algunas de esas canciones maduradas en la fase de producción salieron en plataformas digitales hace tiempo. ¿Tienes miedo de que la gente rechace la versión nueva?

Se que va a pasar y no me da ningún miedo. Yo tengo que ser el a lo que quiero hacer en cada momento y creo que es un error tratar de componer pensando en lo que le va a gustar al público. Nunca se sabe que puede ocurrir. Solo puedo esperar y confiar. Creo que es un disco que puede gustar y que va a sorprender de primera. Habrá gente que me conozca desde el principio a los que les choque, pero si le dan más de una escucha terminarán decantándose por estas versiones. 

  • "Quería abrir el disco con un primer tema que mostrase lo más diferente" 

¿Cómo elegiste esas canciones antiguas que entrarían en el disco? Hay otras que quedaron fuera.

El proceso fue super arcaico y sencillo. Me compré una pizarra para poner en mi casa, donde grabamos el disco entero. Ahí anoté cosas del disco y lo primero que hice fue seleccionar las que quería que entrasen para favorecer la dinámica. Quería que el disco tuviese un poco de todo, como si fuese una montaña rusa. Era lo que me pedía el cuerpo... aunque sí puedo decir que en Spotify publicaremos versiones de estudio de alguna de esas canciones que se han quedado en el tintero.

¿Qué sentirá esa persona que te conoció hace tres años con Santiago y la vuelve a escuchar en este disco? 

No lo se, la verdad. Me encantaría decírtelo, pero no tengo ni idea. Creo que nuestro cerebro es un poco canalla y nos impide abrir los brazos a cosas nuevas. Todo lo que es diferente a lo que acostumbramos, nos va a chocar. A mi me pasa, pero terminamos abriendo un poco las miras.

Destaca también el cuidado estético del trabajo. desde la fotografía y las redes hasta los dos videoclips adelantados. ¿Importa más la imagen que la música a día de hoy?


Creo que todo importa. Cada arreglo está mimado, pero a la hora de vender eso todo tiene que ir en armonía. Como dices, soy un amante de la estética. Como futbolista me gustaba Zidane, que era super estético, y a partir de ahí intento cuidar todas las vertientes. A día de hoy todo lo que sean soportes audiovisuales hay que cuidarlos mucho para que sumen a la canción y la haga mucho más potente.

  • En los próximos meses lanzará en Spotify nuevos temas y ¡¿un remix?! 

¿Qué te aportó de cara a esta faceta tu debut en la gran pantalla?


Me ha ayudado a abrir la mente y me ha servido para buscar dentro de mi. Yo nunca había hecho nada en este palo y he aprendido muchísimo de fotografía, iluminación y todo lo que hay detrás de las cámaras.


Son muchas las cosas que has vivido en estos primeros tres años. ¿Qué balance haces?

Tanto Carmela (guitarrista) como yo hemos aprendido a base de prueba y error. Ahora vemos algunos videos de hace dos o tres años y nos reímos muchísimo. Lo sorprendente es que la gente venía y aplaudía al terminar.