¿Por qué es Santa Cecilia patrona de los músicos?

¿Qué tienen en común Cecilia de Roma y la música? Todos los 22 de noviembre se celebra el Día de la música en su honor.

Helena Roca Cinto 22 de noviembre de 2017

La Iglesia Católica conmemora hoy, 22 de noviembre, la muerte de Santa Cecilia, conocida uniersalmente como patrona de los músicos y su arte.

Cecilia de Roma fue una mujer de familia noble que falleció torturada tras convertir a su marido al cristianismo en su noche de boda. Su relato fue desconocido hasta mitad del siglo V, más de 300 años después de su muerte. La historia de Cecilia, hasta este momento casi anónima, fue divulgada tras la publicación de Actas del martirio de Santa Cecilia, texto en el que se cuenta el retorcido final.

Sin embargo, su fatídica muerte, representada en obras como la escultura en mármol de Stéfano Maderno (1576-1636), no es aquello que más destaca de su historia, sino su pasión por la música. En muchos cuadros se la ve entre instrumentos musicales, normalmente tocando un órgano.

PERO... ¿POR QUÉ ES LA PATRONA DE LOS MÚSICOS?

Se dice que el día de su boda, mientras los músicos tocaban, ella cantaba a Dios en su corazón. El Papa Gregorio XIII, que la nombró patrona en el año 1594, dijo que había "demostrado una atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos. Su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música".

La tesis del director de orquesta y profesor de historia de la música, Jesús Ignacio Pérez-Perazzo apunta a que "el hecho más probable para que se le relacione con la música es, porque desde muy joven y de acuerdo con las costumbres y tradiciones de las familias patricias romanas, Cecilia debió iniciarse y tocar algún instrumento musical, probablemente la lira, la cítara o algún tipo de arpa de las utilizadas por las damas de la sociedad romana".

Y a esto le añade que en las Actas del martirio está escrito "Candéntibus órganos Caecilia Dómino decantábat dicens...", lo que significa: "Mientras estaba el horno al rojo vivo (las termas donde intentaron asfixiarla), Cecilia cantaba al Señor diciendo...". Varias fuentes comparten la traducción haciendo referencia al órgano como instrumento, pero realmente el término latino órganos referencia al propio horno o sus fuelles, instrumento utilizado para avivar la llama.

Cecilia llevó consigo la música hasta su fallecimiento y es por ello que se ha convertido en un icono para los músicos, quienes cada 22 de noviembre celebran su día.