ENTREVISTA | The New Raemon: "Nostalgia constructiva y a seguir adelante"

Con motivo de su décimo aniversario, The New Reamon ha lanzado un nuevo proyecto: Quema la memoria. Se trata de un cancionero ilustrado por Paula Bonet y un doble vinilo que recoge toda su trayectoria.

María Morte 23 de octubre de 2017

"Detenerse un momento para analizar que has hecho y continuar", así describe Ramon Rodriguez su nuevo trabajo Quema la Memoria. "Yo no soy muy de celebrar las cosas, porque yo en realidad llevo 28 años tocando con otras bandas y tal, pero se cumplen 10 años de este proyecto que empecé en solitario y me apetecía hacer algo con eso".

Este proyecto, a parte de una recopilación de lo que el considera sus mejores obras junto con algún tema inédito, también esta compuesto por un cancionero ilustrado por la mima Paula Bonet. "La cosa empezó con lo del disco, pero yo ha Paula Bonet hace tiempo que la conozco y le comenté que tenía en mente sacar un libro solo con las letras, pero me parecía un poco soso, así que le pregunté si quería hacer algo con eso y me dijo que sí al instante".

El libro esta pensado como una una unidad independiente: "trabaje con Paula, le explique cada letra, porque las historias de mis primeros discos tienen nombre y apellidos pero después todo se ha vuelto más ecléctico, le dije que hiciera lo que quisiera, que le diera su propia interpretación para que se pudiera disfrutar del libro incluso sin haber escuchado las canciones".

El objetivo de esta iniciativa es reivindicar la figura del escritor de canciones. "Al final yo no dejo de ser un cantautor y lo que más trabajo me da es la lírica, son muchísimas horas y le quería dar un valor a ese trabajo que no se ve".

Al preparar este trabajo, Ramón ha tenido que volver a repasar toda su obra, pero al preguntarle como ve su evolución como arista nos responde que no lo ve así. "Yo con cada obra intento cambiar, sonar diferente, aunque es muy difícil porque con tantos discos cada vez suenas más a ti, ese es mi gran reto".

Aunque es muy complicado, si tuviera que quedarse solo con dos canciones, él lo tiene claro "Oh, rompehielos, porque lo escribí después de plantearme dejar la música, no me gustaba el funcionamiento de esa industria, pero aun así fue de los mejores trabajos que he hecho, y Tinieblas por fin, porque musicalmente es el más completo y complejo, lo escribí en uno de los momento de mayor inspiración de mi carrera".

Seguro de si mismo y orgulloso del resultado de tantos años de trabajo afirma que "si pudiera volver al pasado no cambiaría nada porque del error se aprende, si no arriesgas nunca pasa nada".

El vocalista, compositor y guitarrista de The New Raemon, que se define a sí mismo como tranquilo pero inquieto, dice que no le gusta encasillarse en ningún género musical porque no se considera ni cantante ni compositor, sino que él es escritor de canciones: "Yo escribo canciones, podría decirse que canciones pop, mi visón de compositor es otra".

Aunque ahora está metido en la gira del décimo aniversario con la banda, ya está preparando su nuevo disco en solitario "mi intención es grabarlo en febrero y publicarlo en mayo".

Pero a pesar de eso "no tengo tiempo para nada más, porque tengo un niño de tres años y ya me apetece llevar una vida más tranquila, que la carretera, y sobre todo para una banda pequeña para la nuestra, es muy dura, no es lo mismo tener 25 años que 41".

Ramón, profundo e intenso, no podía marcharse sin dejarnos esta reflexión a cerca la importancia de escuchar, no simplemente consumir, música, más aún en los tiempos que corren: "la música es mágica y en este país se tendría que fomentar más las practicas musicales y plásticas en los niños para que desarrollaran otro tipo de conciencia menos materialista".