Electric Nana publica 'El arte de romperlo todo', su primera novela

"El arte de romperlo todo es la historia de tu hermana, de tu amigo, de la chica que te gustaba en la Universidad o del hijo que puede que tengas". Así define a la primera novela de Electric Nana su editorial, Suma de Letras.

Javier Navarro 7 de septiembre de 2017

Mónica Vázquez, también conocida como Electric Nana, estrena El arte de romperlo todo, su primera novela tras varios años de carrera musical.

El arte de romperlo todo es una novela ágil y divertida en la que el tema musical sirve como fondo ante un conjunto de historias que mezclan frustración y amor, dando como resultado un cóctel explosivo que se condensa en Miranda, la protagonista.

Miranda Nieves, entorno a quien gira la trama, es una cantante desencantada que huye de sus responsabilidades para encontrar una forma de evasión y salvación.

PARALELISMO Y CONTENIDO AUTOBIOGRÁFICO

La novela y la protagonista guardan una estrecha relación con la propia autora. Mónica, desencantada también con la industria, reside a día de hoy en Edimburgo, misma ciudad en la que se instala Miranda.

Ambas, además, comparten ese sentimiento de rechazo ante el negocio musical tan presente en la historia. En las primeras lineas del escrito, queda reflejado. "El choque con la realidad cuando descubrí todo eso de los contratos discográficos, el autotining y las mafias de los medios de comunicación fue devastador", dice Mónica a través de Miranda.

Tras varias experiencias en el mundo de la música, Electric Nana ha probado las mieles del éxito de la mano de Carlos Jean y Ballantines -allá por 2011 con temas como Lead the way- y también ha cosechado resultados más modestos.

Actualmente, Mónica trabaja junto al sello independiente Sin Anestesia y su último single -High, publicado el 14 de junio- acumula más de 35.000 reproducciones en Spotify.

LECTURA FÁCIL PARA SU DEBUT

El arte de romperlo todo se presenta como una lectura fácil a la vez que reflexiva. Monica Vázquez ha demostrado que no hace falta recurrir al ornamento para invitar a la introspección tratando temas como la voluntad y la felicidad ante el deber.

Lo pomposo está obsoleto y la gente lo rechaza. Prefieren historias reales y terrenales; preocupaciones como las que se tratan en este libro.