Supersubmarina vuelve a su estudio de grabación

El grupo ha publicado una imagen en redes sociales en la que aparecen juntos en su estudio habitual celebrando el cumpleaños de Pope, bajista de la formación. El pasado 14 de agosto se cumplió un año del fatal accidente que les mantiene alejados de los escenarios.

Qué! Música 1 de septiembre de 2017

Seguidores de Supersubmarina, ¡estáis de enhorabuena! El grupo jiennense -que muestra notables signos de mejora- se ha reunido hoy para celebrar el cumpleaños de Pope en el que ha sido su cuartel general durante los últimos años y lo han compartido a través de este mensaje en sus perfiles en redes sociales.

"Hoy estamos de cumple y nos hemos bajado a La Oficina a celebrarlo. Felicidades Pope!!!!😘😘😘 besos bichos"

Aunque sea de forma excepcional y -aparentemente- no para grabar nuevo material, el grupo parece adaptar momentáneamente viejas costumbres que sirven como luz para aquellos que esperan y ansían su vuelta a los estudios y los escenarios.

Un año sin Supersubmarina en los escenarios

El pasado 14 de agosto se cumplía un año del fatal accidente que ha apartado a la formación de Baeza de los escenarios. Fue al término de su concierto en el Medusa Beach Festival (Cullera, Valencia), cuando el grupo puso rumbo a su localidad natal, Baeza, colisionando pocos kilómetros antes de llegar a su destino.

Las graves lesiones sufridas por varios de los integrantes de la formación han impedido que hayan desarrollado ningún tipo de actividad musical durante el último año, lo cual ha causado un enorme vacío en la escena nacional

De hecho, han sido constantes las muestras de cariño que Supersubmarina ha recibido tanto por parte de medios y seguidores como de sus propios compañeros en el escenario. Grupos como Sidonie, La Habitación Roja o Love of Lesbian han incluído en más de una ocasión parte de la discografía de los Super en sus directos e incluso se les rindió una ofrenda especial en la última edición del Sonorama Ribera.

El festival burgalés incluyó en su programación un concierto especial en su vigésima edición, la cual, además de servir como homenaje a la música española en general, sirvió como homenaje particular para el grupo de Baeza.