Entrevista. La Sra. Tomasa: "Nos encantaría hacer una colaboración con Residente"

Hablamos con el grupo barcelonés tras su paso por el Festival Rio Babel en Madrid. Con su segundo LP, Nuestra clave (2017), la formación parece consolidarse en el circuito nacional tras presentar un sonido novedoso que mezcla lo mejor de los ritmos latinos y electrónicos.

Javier Navarro 8 de agosto de 2017

Cada vez es más complicado hablar de géneros musicales o diferenciarlos. A estas alturas, la evolución ha derivado en mixtura y esta en una rica variedad que permite una fácil digestión.

A día de hoy es complicado encontrar una propuesta musical que rompa moldes y abra una nueva brecha. Está todo inventado, o eso parece.

En mitad de este tremendo muestrario de grupos y canciones aparece La Sra. Tomasa. De origen barcelonés y difícil categorización, la formación nos atendió tras su paso por el Festival Río Babel. 

P. Su biografía en redes sociales les define como "grupo sin tabúes por su original y arriesgada mezcla musical. Últimas tendencias entre la electrónica y la música latina". Empecemos preguntándoles el por qué de esta definición.

Este es el quinto año que nosotros hacemos música y esa es precisamente la filosofía de la banda y el motivo de su nacimiento. Nosotros hacíamos música mestiza con influencias que iban de Manu Chao al reggae o al ska, pero llegó un momento en el que sentimos que queríamos encontrar nuestra propia manera de hacer las cosas. De ahí sale también el nombre del último disco.

Tras dos años informándonos y documentándonos pensamos en hacer algo atractivo y que pudiese gustar a la vez que fuese original. Encontramos una brecha en el mundo de la música electrónica y latinoamericana y decidimos ocuparla.

P. Pensando en la parte latinoamericana de esta fusión encontramos, como decís, referentes como Chao. En cambio, no has mencionado ningún referente en la electrónica. ¿Quién sería?

Muchísimos. No hay ninguno específico, pero hemos escuchado cosas que nos han gustado mucho más allá de la música. Nos gusta lo que representa Rudimental, Dengue Dengue Dengue, Major Lazer, Diplo o Skrilex. Seguimos la electrónica festivalera a nivel mainstream y comercial.

P. Cuando se intenta ocupar un hueco nuevo, es posible que se caiga en la incomprensión del público. ¿Es ese vuestro caso?

Sí. Realmente, sí. Para nosotros también ha sido difícil crear algo nuevo. Al hacerlo, a veces, te pierdes y no sabes como hacerlo, así que nosotros poco a poco también hemos ido acotando el sonido.

La gente al principio nos acogió como algo curioso y nuestros primeros temas gustaron en Barcelona. En cuanto a este último disco -Nuestra clave (2017)-, creemos que ha tenido una buena acogida, pero al ser algo nuevo cuesta más que entre y hay que tener más paciencia.

P. De hecho, puede que esa fusión deje descontenta a la gente de una corriente o de otra, ¿no?

Este disco puede escucharlo gente como nosotros. Es para todos los públicos y lo notamos en nuestros conciertos. Nos gusta ver que abarcamos un público muy grande. Cuando hicimos nuestra presentación en el Apolo vimos a un público de lo más variado. De gente de 17 años hasta pasados los cincuenta. Somos un grupo para gente que tiene otras inquietudes.

P. Precisamente, ese mestizaje que representa vuestra música nos invita a pensar que cada vez es más difícil hablar de géneros musicales. ¿Creéis que han dejado de existir debido a tanta mixtura?

Este es un tema complicado. A todos nos gusta etiquetar, pero a veces nos pasamos. Nosotros entendemos que mezclamos dos cosas, pero nos gusta pensar que la música es el resultado de varios productos. Nada nace de cero.

Todos tenemos nuestros referentes y maestros. Eso ya es una mezcla de lo antiguo y lo nuevo. No nos gusta pensar que mezclamos electrónica y música latina porque eso implica separarlo. Preferimos que sean los demás los que nos etiqueten. ¡Qué nos digan lo que hacemos, porque no lo sabemos del todo bien! (risas).

P. De hecho, cada vez son más las plataformas que inciden en esa mezcla. Una de ellas es el Festival Rio Babel, del cual habéis formado vosotros parte. Allí hemos visto todo tipo de géneros juntos venidos de Iberoamérica. ¿Qué os ha parecido la propuesta?

Estamos encantados de formar parte de este festival. Nuestra música encaja bastante con el formato. No es que solo se escuchase música iberoamericana, sino que era una propuesta distinta. La música que se hace aquí y en Latinoamérica es tan variada que el resultado era muy interesante.

Cada vez hay más propuestas distintas y eso nos encanta. Nos gusta la riqueza musical, la variedad y la alegría.

P. Dentro de esa variedad y de la cantidad de registros distintos que recoge el cartel -del indie de Novedades Carminha a la música urbana de la Mala Rodriguez pasando por Macaco o Estopa-, ¿con que artista os quedaríais?

Imposible. No sabríamos elegir. Personalmente tenemos curiosidad por ver a la Mala o Macaco, pero no sabríamos con quien quedarnos.

P. Y si os dijésemos que ese elegido formaría parte de una canción de vuestro próximo disco, ¿tampoco sabríais quien decirnos?

(Risas) ¡Estaría bueno! Entre tú y yo, nos encantaría que fuese Residente. Le admiramos muchísimo por su manera de pensar, su proyecto, su propuesta musical y su mensaje. Para nosotros es una persona revolucionaria. Es un musical, un currante y eso se nota en cada tema y en su directo.

Pues mira, nos despedimos con esta propuesta para Residente y escuchando uno de los dos duetos que recoge Nuestra clave, vuestro último disco.

¡Qué suene Distinto son junto a Gloria Boateng!