Zion y Lennox: "Si el reggaetón fuese en inglés no generaría polémica"

Los puertorriqueños Zion y Lennox visitan varios países europeos por primera vez. Tras triunfar en Alemania, actuaron en la madrileña sala de La Riviera.

Javier Navarro 11 de mayo de 2017

A pesar de seguir generando polémica y críticas, el reggaetón ya se presenta como un genero sólido y asentado. Su fusión con el pop y con figuras de gran repercusión ajenas al genero les ha permitido derribar prejuicios y traspasar barreras internacionales.

Zion y Lennox son uno de los grupos más destacados de esta escena latina que ya asalta Europa. Hablamos con ellos sobre su trabajo, su paso por Europa y su futuro.

Preparan ya su próximo disco y siguen desmontando esos estigmas que todavía impiden al reggaetón ser aceptado como un género masivo y de éxito.

Aunque ha habido cambios de última hora, veníais a Europa a actuar en Londres. ¿Cómo afrontáis un concierto en un país de lengua distinta y con una cultura musical completamente diferente?

Tuvimos la oportunidad de estar la semana pasada en Alemania y nos sorprendió muchísimo ver a una multitud tan grande de alemanes -no latinos, sino nativos de allí- y tan entregados. Hemos visto a tanta gente bailando y cantando que quedamos muy impresionado. Allí les encanta lo latino. Más incluso en Alemania que en Francia o Inglaterra.

Esta vez iba a ser la primera vez que íbamos a cantar en Inglaterra y nos quedamos con la intriga de saber cual iba a ser la reacción. El genero ya no es solo para los latinos y eso es muy interesante.

¿Ha influido también en esta evolución la participación de grandes artistas del pop como Shakira o Luis Fonsi? ¿Os veis colaborando con ellos?

Nos encantan los retos. Alejandro Sanz hizo una de sus mejores canciones con ritmos latinos junto a Shakira -La tortura-. Si le preguntas ahora a Alejandro seguramente te diga que no lo volvería a hacer, pero lo hizo.

Ya lo habéis hecho con Ed Sheeran. ¿Con quién os gustaría colaborar en los próximos meses?

Siempre hemos dicho que nos encantaría colaborar con Marc Anthony, con Drake, Rihanna, JLo o el mismo Alejandro Sanz. Son muy talentosos. Sería buenísimo. Hay tantas opciones que en realidad lo único que importa es que se haga de forma orgánica.

Habláis de colaboraciones enfocándolas al formato single. ¿Qué concepto tenéis vosotros de disco?

Ese concepto ha ido cambiando. En Motivando (2012) existe esa esencia y esa unión, esa historia o ese viaje entre todos los temas. Ahora hablamos de la fiesta, del bailar y el conquistar de otra forma.

¿Tenéis en mente volver a sacar un disco completo?

El próximo disco, aunque tenemos que hablarlo con la discográfica, queremos que sea más corto. Queremos un EP o discos de tres canciones. Lo hablamos la semana pasada con la discográfica y creemos que nosotros mismos vamos a ir inventando y probando con el formato. No queremos desperdiciar temas y la gente tan solo está pendiente de los singles o de las playlist de Spotify.

Seguimos hablando de este cambio en la industria musical ¿Es necesario también darle a la música un valor añadido para que llegue mejor como es el caso de un videoclip?

Nos encanta la idea de hacer buenos productos audiovisuales asociados a la música. La industria está avanzando muy rápido y nosotros tenemos que adaptarnos trabajando en la vanguardia. El tema de los videoclips y la innovación está dentro de esa vanguardia.

Veo en vosotros un concepto de canción que va más allá del baile y la diversión. ¿Necesita el regatean limpiar su imagen y mostrarse como un género más elevado?

Cada vez el reggaetón está más arriba. Ha progresado y evolucionado por si solo gracias al esfuerzo y el trabajo de los artistas y cada vez está mejor valorado. Se nos ha unido otra gente que ha aportado su sabor y su toque, pero no hemos perdido el ritmo para bailar. La gente quiere buen ritmo y buen contenido.

Debemos seguir aprendiendo, cambiando y creciendo. Esa esencia del ritmo ha hecho de las baladas algo bailable y esa es la clave de nuestro éxito.

Me gustaría desmontar ciertos estigmas que hay entorno a vuestro género y creo que vosotros podéis ayudarme.

¡Claro! Adelante

¿El reggaetón está hecho solamente para escuchar de fiesta?

¡Para nada! Está hecho para escucharlo donde sea. Es música para dedicar y para escuchar en el coche. La gente debe darse la oportunidad de escucharlo de verdad. Hay de todo y tienen que orientarse; tienen que buscar a los artistas que encabezan las listas.

¿El reggaetón solo ve el amor desde el punto de vista sexual?

Es como cada uno lo quiera tomar. Si tienes la mente rápida puede ser que lo asocies a eso, pero no es siempre así. Mayormente, en los estribillo uno va conquistando y recordando momentos vividos. No solo se piensa en sexo, aunque a veces la historia si que termina ahí. Eso pasa en la vida real, no solo en el reggaetón.

¿Le cuesta a la gente reconocer que escucha reggaetón?

Sí. Contamos con estos estigmas de los que estamos hablando y eso provoca rechazo. La gente piensa que el reggaetón es de gente del bajo mundo. Venimos de ser censurados y marginados, pero ahora es algo global. Este es un género que ha venido para quedarse.

Por último, ¿está la mujer representada como un objeto sexual en las letras del reggaetón?

Eso es así porque venimos del underground. Venimos de otros ritmos, de otra cultura. Venimos del rap y el hip hop. Compartimos la ropa y los carros... pero como eso es en inglés la gente no lo critica. Nosotros somos portavoces del mundo latino y de lo urbano; adaptamos esa cultura del hip hop a lo que hemos vivido.

Por último, ¿si el reggaetón fuese en inglés generaría menos polémica?

Por supuesto. Si el reggaetón se cantase en inglés no generaría polémicas.

¿Y tenéis pensado hacerlo?

Tenemos por ahí algo... (risas) Para el álbum nuevo estamos preparando algo así.