Taburete: "Los medios no hablan de nuestra música ni de nuestro directo"

El grupo madrileño, que prepara el lanzamiento de su tercer disco y la reedición del primero, ya cosecha éxitos a nivel nacional e internacional. Por eso, no comprenden por qué los medios siguen poniendo el foco en cuestiones ajenas a la música.

Javier Navarro 9 de mayo de 2017

Dicen, molestos, porque se habla de todo menos de su música. Nos reunimos con ellos para desmontar ese muro. Hablamos con Taburete de música y de éxitos. De éxitos pasados, presentes y futuros. Del disco que sacaron hace meses y de los dos que sacarán en los próximos.

Son transparentes. Hablan sin ningún tipo de filtro ni de doble intención. Muestran una cara fiel y real de quienes son. Merece la pena pararse a hablar con ellos, conocerles través de sus declaraciones y ver que hay mucho más que una cara bonita o un fenómeno con fecha de caducidad.

Taburete es ilusión y ambición. En esta entrevista demuestran porqué. No creen en los muros y no se ponen barreras. Hacen canciones felices y hacen feliz a la gente. Es ese -y no cualquiera de los otros trucos o artimañas que les atribuyen- el verdadero motivo de su éxito.

Le pese a quién le pese, son quienes son a día de hoy gracias a su música.

La última vez que os entrevisté os pregunté a dónde creíais que os iba a llevar Dr. Charas (2016, Voltereta Records). Me respondisteis que a llenar el Palacio de los Deportes de Madrid. ¿A dónde queréis llegar ahora?

Sacaremos el próximo disco en febrero / marzo del año que viene y ahora hemos sacado un par de singles independientes antes de sacar nuestra primera canción en inglés. Será Blue Rihanna y creemos que puede hacer que peguemos otro pelotazo. Esta canción me parece espectacular y, aunque cantamos normalmente en español, puede hacer que crezcan de nuevo los seguidores.

La idea es completar el primer disco con Luna, El toro y la luna y Caminito a Motel y México D.F. regrabadas para sacarlo a la venta, que nunca salió. Saldrá en junio para después poder hacer algo grande de verdad en septiembre.

¿Y qué es eso grande de verdad que preparáis para septiembre?

Queremos hacer un fin de gira muy grande. Cuatro grandes conciertos de los que no podemos desvelar nada todavía. ¡Va a ser un buen pelotazo!

¿Huele a capote?

(Risas) Podría oler a capote... (risas) pero hay más de todo eso. La noticia es mucho más grande que eso. Hay más detrás de ese fin de gira.

Volvemos a hablar de Blue Rihanna. Es una canción que publicasteis en YouTube hace tiempo y, viendo hacia donde tiene vuestra música, nos gustaría saber como será la versión que grabaréis ahora. ¿Acústica o eléctrica?

No será eléctrica. A mi me recuerda a John Mayer, aunque mezclada con trompetas, arreglos de guitarras elétricas o mandolinas. Tiene cambios que incluso me recuerdan a The Police. Es una de las mejores canciones que he hecho en mi vida y tengo muchas esperanzas puestas en ella.

La verdad es que está muy guapa. Hemos cambiado de estudio y hemos empezado a trabajar con un productor nuevo, así que que habrá un cambio acojonante en calidad de sonido respecto a lo que hay ahora.

¿La versión de México D.F. irá en la misma linea?

La versión de México D.F. será un viaje de peyote de locura máxima. Al final, cuando lo escucho y me pregunto a que quiero yo que suene Taburete, pienso justamente en ese sonido. A puro mariachi.

Destaca en vosotros ese contrapunto entre clásicos populares casi bizarros y música nueva y actual. Da la sensación de que hacéis lo que os da la gana constantemente...

Es verdad que hacemos lo que nos sale de las pelotas. Yo, cuando compongo canciones, lo mismo me sale una ranchera o un Blue Rihanna. A partir de ahí nosotros intentamos llevarlo a nuestro estilo y creo que eso le gusta a la gente.

La versión de El toro y la luna creemos que es la mejor versión que se ha hecho jamás de esa canción. Es muy Taburete. Unificamos todo bajo nuestro estilo y gusta, independientemente de que sea una ranchera o pop. La gente se las sabe todas en los directos; de la primera a la última.

Habláis de géneros muy centro y latinoamericanos. Precisamente vosotros habéis estado hace poco allí. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Nos recibieron de forma increíble en México. Tuvimos una promo muy, muy intensa y metimos 600 personas en el Lunario del Auditorio Nacional. Teniendo en cuenta que en España no hemos llegado ni mucho menos a nuestro tope, está muy bien. La gente estaba entregadísima.

¿Cómo preparáis vuestra próxima visita?

Será seguramente en los mismos recintos. México es muy complicado. Hay millones de radios y medios musicales, cosa que aquí no. Al final que te conozcan es cuestión de estar allí y hacer promo. Allí hay que tocar, tocar y tocar.

En las redes vemos que crecemos allí, pero no es igual que en España. Queda mucho trabajo.

Habláis de gente que todavía no os conoce. Independientemente del país, ¿la gente que os conozca ahora por fin os conocerá como Taburete, sin apellidos?

Yo creo que sí. Lo otro se lo dirán y será una anécdota. Es algo que se sabe y que ya está. Cada vez se le da menos importancia. Lo sabe todo el mundo, eso lleva siendo noticia tres años. Ya ha dejado de serlo. En el momento en el que llenamos el Palacio de los Deportes, eso deja de ser lo importante.

De hecho, hay medios que restan importancia a vuestro éxito asociándolo con estrategias de big data. ¿Algo que objetar?

Eso fue una soplapollez. Nosotros utilizamos Internet para difundirnos, no pegamos carteles, sino que lo hacemos a través de anuncios en plataformas digitales y utilizamos estrategias de big data para posicionarlos, pero ese reportaje lo que decía era que nuestro éxito se basaba en el big data.

Eso es mentira. Si tu metes una cosa a cañón y no gusta, no gusta. Eso lo hacen mil grupos y marcas. Nosotros no lo hemos descubierto. Primero hablaban de nosotros como los hijos de, ahora como los reyes del big data... pero nunca hablan de nuestra música ni nuestro directo. ¿Por qué no se habla de que en la gira hemos hecho sold out en todos los destinos menos en dos?

Nosotros si que queremos hablar de música con vosotros. Hablemos en profundidad de ese tercer disco que ya preparáis. ¿Cómo será?

Serán canciones nuevas y, aunque todavía no tiene nombre, ya tenemos el repertorio prácticamente cerrado. He estado de viaje cantándole las canciones y mis amigos y parece que ha gustado. Creo que va a tener éxito. Creo que tiene tres o cuatro temazos que creo que se convertirán en nuevos himnos para nuestros seguidores. Hay una en especial que se llama Me voy, que creo que tremenda.

Si sacámos un tercer disco con y recibe buena crítica -porque no recibimos críticas de discos ni conciertos, de eso no se habla- tendremos un poco de colchón y estabilidad.

Se dice que es el segundo disco el que marca un poco el comienzo de esa estabilidad. ¿Cuál es la lectura que sacáis de Dr. Charas?

No puede ser mejor. Si el segundo disco es el que hace que subas, la valoración es tremenda. Ha tenido muchísimo éxito, pero creemos que nos precipitamos un poco en sacarlo. Podríamos haber esperado un poco más y haber trabajado algunos detalles de la producción.

En realidad ahora lo escucho y me quedo con el primero, aunque en realidad ambos han crecido juntos. Ambos juntos, con las dieciocho canciones, podrían ser el mismo disco. En lo que más se diferenciará el tercero será en las letras, con menos fiesta y menos joda.

¿Habéis madurado vosotros como personas con la publicación de estos dos primeros discos?

¡Mucho! Recuerdo cuando nos hicieron el reportaje de VICE al principio y me avergüenzo. Decía cosas como que ser músico es la hostia, que sol tocábamos con la guitarra, íbamos al campo y tocábamos con los colegas. Eso era lo que yo pensaba en aquel momento. Hemos madurado y nos hemos dado cuenta de que aquí tenemos que cerrar muchísimo.

Ahora sí que trabajamos de verdad. Tenemos nuestra oficina y nuestra propia discográfica. Hay obligaciones más o menos divertidas.

Ahora, maduros, ¿creéis que vuestra vida estará siempre ligada a Taburete?

Hombre... yo (Willy) se que en un momento dado querré formar una familia y con el ritmo que llevamos ahora es incompatible, aunque habrá quien la consiga. Eso sí, querré que mi vida esté ligada a la música.

Esa madurez, como vuestra carrera, ha sido muy rápida. Van a ser tres discos en tres años con una gira intensísima de por medio. ¿Está yendo esto demasiado rápido?

Sí, pero creo que la gente quiere más. La gente quiere canciones y, si las hay, ¿por qué no se las vamos a enseñar? Hay que mantener eso. No sabemos como, pero hay que mantener que Taburete esté en la boca de la gente. Hemos dicho que sacaremos disco, pero a lo mejor el formato es canción a canción.

Por último y para despedirnos, nos gustaría desmontar ese mito de que vuestros fans son tan solo niños bien de la capital. ¿Cómo es, según vosotros mismos, el fan de Taburete?

Yo (Antón) lo clasifiqué el otro día. En el concierto son 70% niñas y 30 niños; gente de 18 a 26 años y, además, guapos y guapas. Cambia un poco por ciudades, así que es difícil clasificarlo así por así.

En Spotify si que hay un 50 / 50. En realidad hay pijos, hipsters y gente que no se siente identificada con ninguna tribu urbana. En nuestros conciertos hay gente sin prejuicios que viene a pasarlo bien. Gente que viene a una auténtica fiesta. Eso es lo que son nuestros conciertos. Además, somos tan variados que seguro que alguna de nuestras canciones te gusta. Si no es Sirenas, puede gustarte Johnny Pistolas o El rey del contrabando.