Fredi Leis: "El nuevo disco va a sorprender"

El cantautor gallego ha empezado a grabar su segundo trabajo de estudio mientras termina la gira de Días grandes. "He crecido en cuanto a ritmos y producción", nos dice respecto a este LP, el cual se mostrará más versátil y podrá sonar "a las tres de la mañana en un bar de copas".

Javier Navarro 5 de abril de 2017

Fue a finales de dos mil quince cuando Fredi Leis visitó Madrid por primera vez para mostrar su recién publicado Días grandes. Escasos dos meses después volvió a visitar la capital para ver como el público, notablemente mayor, cantaba de pe a pá todas sus canciones, dejando atrás y casi saltándose el paso de pequeño artista emergente.

Su primer EP caló hondo entre el público y la radiofórmula, quien le ha apadrinado y le ha ayudado a seguir dando pasos en firme. Ahora, más maduro y profesional según el mismo confiesa, vuelve a entrar en los estudios para grabar su primer disco largo.

Cuanto menos, promete. No conocemos todavía ni nombre, ni repertorio, ni fecha de salida. Ni siquiera el lo sabe. Tratamos de escarbar un poco entre las pequeñas pistas que conocemos. Tratamos de definir o acotar los límites entre los que se moverá su próximo trabajo. ¿Lo conseguiremos?

Hablamos con Fredi Leis.

Hace poco más de un año que visitaste Madrid por primera vez para presentar Días grandes. Yo pude estar allí y aluciné cuando vi Galileo Galilei lleno de gente que conocía las canciones y las cantaba. ¿Cómo has asimilado tú esto?

A mí es una de las cosas que más me emociona. Los discos, a día de hoy, están hechos para emocionar y para que la gente venga a los directos. Ahí es donde yo disfruto, donde realmente me puedo expresar. En el disco estás atado a duraciones y en un directo te puedes permitir lo que quieras si la gente está implicada. Ver cómo la gente viene y se sabe los temas es la mayor de las alegrías.

En tan solo un año hemos visto grandes cambios en tu carrera. ¿Los veremos también en la música de tu nuevo disco?

Creo que sí, pero no a nivel de personalidad o letras. Voy a intentar transmitir lo mismo que intentaba transmitir en Días grandes, pero a nivel rítmico y de producción todos evolucionamos. He escuchado otros tipos de música y a día de hoy tengo claro lo que me gusta, aunque puede ser que dentro de tres años haga algo completamente diferente a todo lo que he hecho hasta ahora.

Estoy seguro de que será un disco que yo me pondré dentro de quince años y me gustará. Confío en las canciones que hay. No me arrepentiré.

Siempre dicen que el segundo trabajo es el más complicado; el que te confirma o te hace perder el tren. ¿Qué sensaciones tienes tú ahora que estás en pleno proceso de grabación? ¿A dónde te va a llevar?

Ante todo no hay ningún ritmo o melodía pensada para tocar en salas más grandes. No lo hacemos porque creamos que es algo que va a funcionar más, sino porque es lo que haría yo ahora mismo para que lo escuchase mi gente más cercana. No está hecho para sonar en la radio pero si suena, yo estaré encantadísimo. 

Sí que creo que hay cosas dentro del disco que pueden hacer que agarremos más gente. Es más versátil. Todos sabemos cómo funciona el mercado y hay ritmos más tranquilos que gustan a campos más cerrados, por ejemplo. En este disco hay canciones que se podrán poner a las tres de la mañana en un bar de copas y hay otras para escuchar en casa tranquilo con los ojos cerrados y la luz apagada.

¿Tenderás a un sonido más alternativo y versátil?

No lo se. Yo no soy muy partidario de categorizar la música y creo que el que haya sectores o tribus urbanas no le está haciendo ningún favor a la música. A una misma persona le puede gustar la clásica, el jazz o el rap y desde el momento en que nosotros mismos hacemos por estructurarnos en sectores estamos cometiendo un error.

Será un disco que escuchara y le gustará a una persona que escuche Los 40, Cadena Dial o cualquiera de las personas que estaban en los Premios MIN.

Nos decías antes que no se sabe el título, pero imagino que si se sabrá el repertorio. ¿Está incluida Las tropas?

Las tropas no está en este disco (risas). Antes pensé que cometía un error al no meterla, pero ahora creo que las canciones no mueren y que probablemente esté en el siguiente o el siguiente. Aquí habrá solo canciones nuevas.

¿Y La de labios rojos?

Esa tampoco está (más risas).

Vaya. Pero, ¿no mueren de cara a una posible publicación física futura?

Las canciones no mueren. Tengo que elegir entre 10/12 temas y no pueden estar todos. A mi me gusta escribir y casi todas las semanas compongo un par de temas. Hay algunos que no salen y otros que si, pero hay muchos donde elegir. Hay sitio para todos, aunque haya algunos que tarden más en salir.

De hecho, conocemos muchas canciones tuyas por videos amateur que graban tus directos se publican en YouTube con versiones o ritmos diferentes. ¿No te da miedo que esas versiones tengan más aceptación que las publicadas?

A todos nos pasa un poco lo mismo. Tenemos un poco de maquetitis. A veces todo lo que crece a partir de la maqueta no nos gusta, pero hay que hacer un ejercicio de crecer. Hay que pensar la mejor manera de hacerlo y de presentarlo puede ser cualquiera de las dos. En este caso voy a hacer un disco que va a sorprender. Cabe la posibilidad de que gente que me escuchaba deje ahora de hacerlo, pero eso no me quita el sueño.

Más allá de las redes, ha sido muy importante en tu carrera el entrar en la radiofórmula nacional. ¿Cómo ha influido?

He seguido haciendo lo mismo pero con el apoyo de una radio. Lo único que quiero es llegar a la gente y que la gente escuche mi música siempre y cuando no cambie nada de lo que soy. Si sigo siendo yo mismo, estaré completamente agradecido.

¿Se te valora menos por salir en la radiofórmula el que trabajes con un sello independiente y tengas un alto carácter de autosuficiencia?

Sí. No se que pasa en la música que si suenas en la radio, ya no eres lo que eras. A mi no me ha pasado directamente, pero tengo compañeros a los que les han dicho que por sonar en la radio han dejado de escucharles en casa. Eso me parece una tontería. Lo independiente no termina cuando empiezas a vender.

La radiofórmula te ha permitido el hacer una gira nacional de cierto éxito. Todavía no ha acabado la gira de Días grandes, así que para despedirnos hablamos de ella. ¿Qué queda de ella? ¿Veremos ahí canciones del disco nuevo?

Fue una de las primeras cosas que me planteé, pero creo que debo ser fiel a lo que estaba haciendo. Presentaré alguna cosita nueva, pero prefiero reservar todo eso para cuando salga el disco. Ahí es cuando presentaré las cosas en condiciones, con la voz en su sitio, todos los instrumentos sonando acordes y todo el cariño del mundo.

Esta es una época de transición. Mi cabeza está un poco puesta en el próximo disco, así que estoy a medio camino entre lo nuevo y lo grabado. En el fondo es hacer música en directo, que es lo que me encanta.