La Unión: "Publicaremos un single nuevo en septiembre"

La Unión presenta su nuevo trabajo el próximo lunes en el Teatro Nuevo Alcalá de Madrid. No estamos solos es un disco recopilatorio en directo que recoge lo mejor del grupo antes de publicar nuevas composiciones.

Qué! Música 30 de marzo de 2017

¿Quién era La Unión a finales de los ochenta y quién es La Unión a día de hoy?

A principio de los 84 fue cuando editamos Lobo hombre en Paris, ya llevamos un año y medio trabajando. Entre el 80 y el 84 desarrollamos una propuesta frenética, hicimos cuatro discos en seis años. Éramos estudiantes pertenecientes a culturas un poco post-movida, de gente que buscaba sensaciones y con mucha libertad en la calle. Eso fue lo que forjó el principio de la banda, el clipticismo y muchas influencia diversas. Para nosotros la música era un hobbie, hasta que te das cuenta de que la música es una forma de vida. 

Después, la sensación es la misma o al menos la intentas mantener. Obviamente pierdes frescura en muchas cosas, pero ganas experiencia para ir compensando. Cuando pasas los 50, te ganas el derecho de mandar todo a la "chingada". Hemos tenido que ir asumiendo compañías, contratos y ver como de estar arriba pasas a no estar dentro de las agendas de las grandes compañías, giras y managers importantes. Pero nos lo tomamos con calma.

¿Contando con esos altibajos, como definiríais ese vaivén del artista? ¿Y a nivel personal como os ha afectado y que es lo que os ha animado a seguir durante tantos años?

Vas pasando por un montón de momentos, el primer disco es muy especial porque has tenido toda la vida para hacerlo, te pilla muy novato y todo te sorprende. El segundo, normalmente suele ser el más complicado. Nuestro caso, un grupo de chicos jóvenes saliendo con una compañía, según sacamos una canción nos posicionaros durante once semanas en canción número uno. Sobre nosotros flotaba la sospecha de que fuéramos el producto de una compañía de discos. Entonces, en los segundos discos intentas demostrar que no, que eres super auténtico, y te hacer un disco muy oscuro y muy difícil. 

En el 87, lo importante para nosotros es que cruzamos el charco y viajamos a México, Colombia, Venezuela... y eso nos desperjuicio a todos al dejar las redecillas entre grupos por ver quien era más autentico. Fue ahí justo cuando nos planteamos que esto era una forma de vida, que cuanto mejor hicieras tu trabajo mejor iría, y esa fue la escalada. 

En el 91 ya controlábamos, habíamos pasado los peligrosos 27 años donde las drogas y el descontrol han pasado facturas en otros artistas. Pasando esa frontera, eres mucho más vivo y si la pasas puedes continuar. Durante todo este tiempo hemos estado todos con la misma compañía de discos, Warner Music, y al final vas obtiene un status. En nuestro caso lo que nos mantiene es todo lo que hemos ido dejando en la memoria de la gente. 

¿Que atractivo tiene Latinoamérica que no tiene el mercado español?

Cuando un europeo llega a América, y sobretodo de México para abajo, ve que hay corrientes culturales y muchas más conexiones, hay como una frontera donde empieza la magia. México es un país fascinante y es imposible abarcarlo con una palabra, hay cientos de miles de lugares y de grupos de música. Por otro lado, también es la experiencia humana que tienes con la gente. 

Es un público más entregado, que profundiza mucho más en la música y en los textos e incluso te vienen con historias que ni tú mismo te había planteado. Tenemos una canción muy icónica que es Hombre Lobo en París, la cual forma parte de la historia musical de México. En los años 80 estaban prohibidos los conciertos de rock, el rock español no tenía sitio allí y canciones como Lobo Hombre en Paris, Cuando pase el temblor de Soda Stereo o grupos como Enanitos verdes, rompimos esa barrera. Esta canción se convirtió en un icono musical de esa época.

Abrir tu mente y ver que hay otros mundos, y tu música se percibe de formas tan diferentes. En ese tiempo los medios estaban muy concentrados, y tanto en México y España si llegabas a los medios llegabas a todo el mundo. En ese momento conseguimos 10, 12, 14 o 15 números uno los 40 principales, y eso en estos momentos es algo casi imposible para un grupo. 

Sacasteis vuestro tema Lobo Hombre en Paris y os posicionásteis en seguida en los número uno. ¿Creéis que estemos volviendo a una segunda etapa de explosión cultural y explosión musical de la que están emanando canciones y grupos en las diferencias temporales?

Yo creo que esa explosión es constante, pero la irrupción de internet ha dejado en los últimos años a la gente un poco desconcertada. El poder esta en la red, artistas que firman con multinacionales salen de YouTube. La radioformula también ha cambiado. Cuando salimos nosotros, la lista de los cuarenta era la señal de existo, ahora con el roll out tiene determinado su publico objetivo y no se salen de ahí. 

De hecho, nuestra ultima producción, hablábamos con todos las cadenas y ponían temas anteriores como Vuelve el amor, Lobo hombre en París, pero el tema que estas promocionando no, porque no entra dentro de ese roll out. Ahora los movimientos van por otro lado, muchos grupos sin tener apoyo de los medios tradicionales están llenando pabellones.

¿Como trasladáis vuestra experiencia de transmitir la música a día de hoy?

Haciéndola un poco orgánica. Como ya hemos dicho es una forma de vida y lo intentamos hacer con autenticidad. Intentamos que nuestra música llegue con calidad al público que nos va a ver y sobretodo, en los conciertos que es donde puedes expresarte, darle la vuelta a tu repertorio, proponer cosas actuales y sentirte dentro de lo que haces. Ahora nuestra estrategia es marcarnos nosotros mismos los tiempos.

¿Porqué la vuelta de La Unión a través de un disco en directo y no con composiciones nuevas?

Es producto de estos tiempos. Nos hemos visto inmersos en una acción contraactual de la banda. Hemos perdido a uno de los miembros del grupo, hace dos años que Mario dejo de pertenecer al grupo por temas de salud. Y por otro lado, salir del amparo de los multinacional que durante 25 años tenía todo nuestro repertorio, nos exigía a volver regrabar de nuevo de nuestras propias canciones. Tu tienes que ser dueño de tu música. Una compañía te proporciona unas ventajas a priori, que luego te entorpecen a la hora de moverte si no están las cosas bien arregladas.

En 2013, empezamos a grabar nuestro proyecto Hipnosis, que es una colección de 27 canciones que hemos ido revisando de toda nuestra historia, algunas desde diferentes ángulos como Lobo Hombre en Paris con forma de balanza y también en francés. Nos llego este proyecto como forma de hacer una foto fija de los momentos del grupo. Entonces, grabamos este disco en un estudio de televisión y lo que se quiere proyectar con él es la situación actual de la banda. Este disco lo tenemos para presentarlo mientras tomamos aire y hacemos las nuevas canciones que estamos escribiendo y que exigen un estado mental. Como índica el nombre del grupo, todo ha sido elaborado por la banda e incluso muchas cosas han sido fruto de grandes conversiones de los tres. Esa química cuesta y estamos buscándola.

¿Cual sería las fechas aproximadas del lanzamiento de esas nuevas canciones?

Me gustaría, en mi perspectiva, tener un buen single para septiembre. Hay como dos vertientes, por un lado Rafa piensa que para el tema del single mejor YouTube y yo lo veo desde otro perspectiva. No se si definirlo como single, semisingle o canción de cuatro u ocho minutos, realmente no me interesa mucho ese concepto de single. Durante la década de los 90 sacamos 7 discos, compusimos todas las canciones, las grabamos en EEUU, Milán, Londres, Madrid y hacíamos giras a la vez. Fue tal la intentensidad que dimos esos años que ya no tenemos esa necesidad. Cuando La Unión v a hacer un concierto, la gente quiere escuchar quiere escuchar sus temas de siempre y su versión actual, y ambas cosas creo que las tenemos.

¿Os desgastó demasiado esa etapa de tanto trabajo? ¿Es por eso por lo que ahora las cosas van con más calma?

No creo que desgastese, en ese tiempo vivías para mirar hacia delante. Era ir pasando etapas e ir pasando pantallas. Fuimos muy manejados por la gente, realmente no éramos conscientes de lo que hacíamos y muchas veces no te daba tiene a digerir lo que estabas haciendo. Por eso, llegó un momento en el que decidimos reinventarnos. Vimos como iba cambiando la industria y cambien, la política del favoritismo, es decir, de ser un grupo de compañías de disco a pasar a ser a no serlo.
No es fácil salir de esa red, muchas veces te quitan esa estructura y es fácil hundirse. Nosotros hemos intentado aterrizar suave y seguir con honestidad. Hay que seguir escribiendo esa historia y la verdad, con este proyecto Hipnosis hemos vuelta a conquistar sensaciones en varios países. 

Tenemos mucha demanda en EEUU y México, aunque en España quien no haya querido ver a La Unión es porque no ha querido , hay otra gente muy interesante que humanamente y culturalmente impresiona. Hay autenticas leyendas del Rock Mexicano que se nos acercan con respeto y admiración, hasta nos dicen que hemos sido su impiración; como Ruben Albarran, cantante de Café Tacuba, que yo creo que es la banda más querida de México.

En este próximo concierto del 3 de Abril ¿Con que expectativas llegáis?

Con mucha ilusión. El Teatro Alcalá es un lugar para sentarse a escuchar la música y con una parte audiovisual importante. Es disfrutar la música de otra manera. Lunes 3 de abril también es como una forma de romper esa dinámica del terrible lunes. Volvemos para es gente que piensa que un grupo no tiene fecha de caducidad, con esa versión actual que hemos elaborado desde la experiencia.

Es un concepto muy especial para nosotros y es Madrid, nuestra cuidad. Vamos a llenarlo de gente que nos aprecia y que nosotros también apreciamos. Vamos a vivirlo con mucha emoción. Es el primer concierto de los cuatro previsto para este mes abril, primero iremos a Vitoria, luego a Pamplona y por último a Barcelona.

¿Esperáis a un público que se quede sentado durante el concierto, que no es para nada malo, o a un público que se levante a los 15 segundos a saltar?

En el teatro buscas ese estado receptivo del público y siempre pienso que si vas a ver a alguien que canta... déjale cantar. Hemos vivido momentos en los teatros realmente importantes, esa ovación del publico no se siente en ningún lado tan bien como en un teatro. El teatro es el teatro. Es tipo de conexión después de todo este recorrido, creo que La Unión se merece.

Qué valoraréis entonces más, ¿un aplauso o un silencio?

Ambos van a ser valorados de igual medida, el silencio es parte de la música y los aplausos también son necesarios. Ese silencio va a ser valorado y el tiempo que la gente dedique a escucharnos también lo vamos a vivir de una forma especial.