Manuel Medrano: "Cantar en Madrid es un sueño hecho realidad"

El autor colombiano visita por primera vez España para actuar. Lo hará el próximo lunes 20 de marzo en la sala Galileo Galilei.

Javier Navarro 17 de marzo de 2017

Hablar de música latina no implica necesariamente hablar de reaggetón, cumbia o salsa. Sin perder la esencia tropical, desde el sur de América brotan sin cesar grupos y artistas de mil géneros distintos que aportan una versión distinta a cada uno de ellos.

Manuel Medrano nos sirve como ejemplo. Dice que que creció en Bogotá, pero donde realmente ha dado el estirón es en YouTube. Sus videos acumulan hasta cien millones de reproducciones y cuentan con una fama -y varios galardones- que ya traspasa fronteras y océanos.

Presente en la radiofórmula española desde hace unos meses, Medrano dice vivir un sueño que debe desembocar en un estadio como escenario de su directo. Mientras, visita por primera vez nuestro país para actuar.

Será en la madrileña sala Galileo Galilei con el cartel de sold out colgado desde hace ya varios días. No es el Vicente Calderón pero, para ser la primera vez, no está nada mal. Dice que "le llena de orgullo y felicidad" debutar en una sala por la que pasaron artistas de su infancia como Sabina.

Viene a mostrar su trabajo y a abrirse puertas. Sabe que las de Qué! las tiene más que abiertas. Todavía desconocido para gran parte del público español, dejamos que el mismo se presente.

¿Quién es Manuel Medrano?

Antes de nada, gracias por abrirme este espacio. Manuel Medrano es un cantautor colombiano nacido en Cartagena y criado en Bogotá, por eso no tengo el acento (risas). Allí tuve mi acercamiento a la música en el colegio. Mi mamá me regaló una guitarra, que en su momento no era el mejor regalo comparado con una Game Boy. Entonces no escuchaba música, pero hoy en día es uno de los mejores regalos que me han hecho en la vida.

Como bien dices, mi música no es conocida en España ni en muchas otras partes del mundo. Ahora mismo estamos haciendo promo de mi primer trabajo discográfico, que nos ha llevado muchos países de Latinoamérica y ha conseguir dos Latin Grammys -Album cantautor y Mejor artista revelación-. He podido llevar mi música por el mundo y he podido conocer a gente a través de ella.

Hablas de tu primer y único disco, nacido a través de publicaciones en plataformas digitales y casi viral en Latinoamérica ¿Cómo asimilas tú esta tremenda acogida que ha tenido?

Es increíble para mi y para mi equipo. Ha sido cumplir un sueño más allá de los Grammys. Estoy muy agradecido, disfrutándolo y aprovechándolo al máximo. Esto es una gran motivación para seguir haciendo canciones cada vez mejores.

Reúnes varios millones de visualizaciones en tus videos de Youtube pero, ¿cuánta gente sueles llevar a tus conciertos?

En Colombia hemos convocado entre 3.500 y 4.500 apenas un año después de lanzar el disco. En el resto de países hemos llevado alrededor de mil. Estamos empezando. Aquí en España agotamos las entradas para Galileo Galilei el próximo lunes -aproximadamente quinientas entradas- y próximamente volveremos al Teatro Metropolitan de México, de tres mil.

¿Conoces la sala Galileo? En Madrid es casi un lugar de culto para los amantes de la canción de autor.

Me llena de orgullo y de felicidad, la verdad. No he tenido la oportunidad de conocerla pero he recibido muchísimas palabras buenas por parte de artistas y personas de aquí de Madrid. A todos les hace mucha ilusión que vaya a ser ahí mi primer concierto, aunque también me gustaría hacer más adelante otros conciertos con mi banda.

Dicen que lo que rápido sube, rápido baja. ¿Tienes tu ese miedo?

Lo he pensado, pero trato de no tenerle miedo. Trato de ser mejor en todos los campos día a día. Creo que la clave está en no precipitarse y vivir el presente. Disfruto cada paso independientemente de que sea rápido o no. Para mi esto ha sido toda una vida.

Han sido dos años de música comercial, pero llevo años escribiendo estas canciones y tocando en bares. He disfrutado un montón y aun queda otro montón.

Aquí en España están surgiendo continuamente grandes artistas a través de la difusión online y amateur como es el caso de Taburete, Sofía Ellar o Bely Basarte, que acumulan millones de visitas. ¿Ocurre lo mismo en Colombia y Latinoamérica?

Siento que es igual. Lo estamos descubriendo con nuevos artistas. Es una herramienta para mostrar nuestro trabajo. Debo confesar que yo lo utilizaba como algo divertido, no como el camino hacia el éxito y el reconocimiento. Yo simplemente tocaba en bares porque me divertía y lo subía a YouTube para conseguir trabajar en más bares, pero no había ninguna doble intención hacia el estrellato, aunque fue lo que pasó. Se terminó convirtiendo en la red social en la que más seguidores tengo y es la que menos utilizo.

Con tantísimo volumen de vistas, seguidores y visualizaciones en la web impacta que los recintos sean de "tan solo" unos miles de personas. ¿Cuesta en Colombia hacer que la gente vaya a los directos?

Sí, definitivamente es un proceso lograr que la gente vaya a los conciertos. En Colombia está empezando esa cultura de pagar una entrada por ver en directo al artista. Antes los conciertos los hacía la radio de forma gratuita. Hoy en día la gente está descubriendo que los artistas viven de eso, pero está siendo todo un proceso.

Hace nada hacía conciertos para 200 personas y mira ahora. La idea es llenar un estadio y espero que no tengan que pasar quince años para ello, pero queda mucho trabajo.

Centrándonos en el disco, ¿cuál es la canción con la que recomendarías al público español que te conociese?

Aquí empezamos promocionando Una y otra vez pero me conocieron más por la colaboración con Vanesa Martín. Hablando específicamente del disco, hay varias. Está la que a mi me gusta, que son Si pudiera y Yo solo nado contigo -que muestran la diferencia de la música latinoamericana y muestra el grueso de la propuesta, el porqué se llama pop fundido o música alternativa- que es y la que nos conectó con la audiencia, que es Afuera del planeta.

Hablas de tu colaboración con Vanesa. ¿Cómo surgió? ¿Fue Warner quién os puso en contacto sin conoceros?

Sí, fue Warner quién lo hizo. A ellos les pareció interesante y ella ya había escuchado mi música y le había gustado. La propuesta llegó a mi y me gustó mucho su voz principalmente. Fue muy lindo, casi chistoso. Yo nunca la conocí. Cuando grabé la canción no habíamos ni hablado por teléfono. Produjo la canción y me la mandó. Yo la canté toda y creo que incluso ella eligió que versos se incluirían.

Cuando vine en diciembre si que nos conocimos para grabar el video. Además, hicimos match; tenemos historias parecidas como cantautores, haciendo corees en diferentes bares. Nos hicimos muy buenos amigos Le debo mucho a esta colaboración. De cierto modo, me introdujo al mercado español.

¿La veremos en el concierto del lunes?

La vi en un showcase hace poco en Miami y quedamos en que si estaba en Madrid iba a estar. ¡Está muy invitada! Si está en Madrid cantará conmigo Complicidad.

Abramos el círculo y hablemos también de la música latinoamericana en general. Aquí en España triunfan los ritmos latinos con composiciones como La Bicicleta o Despacito. Contigo vemos que el abanico musical abarca mucho más. Descúbrenos un poco tú este panorama latinoamericano alternativo.

Yo ahí tengo un punto de vista raro. Me gusta toda la música y siento que hay algo muy cool en el reaggeton. Ellos decidieron ser la música del momento y eso es algo que le falta al pop, al rock y a la música alternativa. No es que la gente solo quiera reaggeton. El problema no es de la gente, sino de los artistas. Cuando los artistas queramos estar donde está el reaggeton, ahí vamos a estar.

En Latinoamérica está científicamente comprobado que no solo se hace reaggeton. El rock en español tiene peso en Argentina o México. Adicional a eso, la música alternativa está teniendo mucho auge con grupos como Bomba Stereo o los Diamante Eléctrico. Eso si, hay algo marcado y es que somos tropicales y lo llevamos en las venas.

Si te pedimos cinco recomendaciones latinas, ¿qué nos recomiendas?

Recomiendo a Juan Pablo Vega, al Diamante Eléctrico, a Bomba Stereo, a Monsieur Perine y a Sistema Solar, que es un grupo de champeta.

Al principio de la conversación te dábamos la bienvenida a España y ahora te preguntamos qué es lo que más te ha gustado por el momento.

De momento todo. Solo conozco Madrid, pero lo estamos pasando muy bien. La gente es increíble, la arquitectura es inmensa, la comida es deliciosa... Da gusto caminar por las calles de aquí. Comencé con pié derecho con mi música, así que estoy feliz y agradecido por ello.

¿Y lo qué más ilusión te hace de venir aquí?

Venir aquí es un sueño hecho realidad. Ir con mi música a todas partes, dar conciertos, conquistar corazones... Como colombiano siempre he sido fan de la música española. Desde muy niño he escuchado a Los Toreros Muertos, Enrique Bunbury, Hombres G... y todos los demás géneros también: flamenco con Paco de Lucía, baladas con Miguel Bosé y Alejandro Sanz... Hay una gran influencia y es muy lindo poder formar parte de ello como colombiano.

Por último, ¿qué le anticipas al público español del concierto del lunes? ¿Qué va a dejar Manuel Medrano sobre el escenario de Galileo?

Va a ser un show muy especial. Un show más intimo presentando las doce canciones del disco y algunas inéditas que la gente ya conoce por YouTube. Voy a disfrutarlo y a darle las gracias al público madrileño por este recibimiento tan magnífico.

¡Vamos a pasarlo muy bien!