Bambikina: "Las mujeres tenemos cada vez más peso en la música"

Hablamos con la artista extremeña de su último disco y su prometedora carrera. "Referencias es más un libro de cuentos que un disco", dice.

Qué! Música 15 de marzo de 2017

Bambikina se presenta como uno de los proyectos musicales con más personalidad del panorama nacional. A través de un sonido autodenominado bambikino por su identidad propia, han conseguido fusionar los sondios más tradicionales del folk con tintes del sur y centro de América.

Esther Méndez -líder del proyecto- ha viajado junto a su banda por toda la Península dándose voz en festivales como el Sonorama o en salas como el Teatro Lara, lugar donde ofreció su último concierto.

El intimismo de su primer trabajo -Caravana (2014)- da un paso hacia delante con su primer LP, Referencias (2016) y sitúa su trabajo como uno de los proyectos más prometedores dentro de la música en español.

Háblanos de los primeros pasos de Bambikina, ¿cómo empezó y cómo ha llegado a donde está ahora?

Esther Méndez, que es el alma de Bambikina, llegó a Madrid a estudiar Publicidad y Relaciones Públicas, algo que poco tenía que ver con la música. A lo largo de la carrera nunca dejé de tocar, actuaba en pequeñas salas con mi guitarra y ya el ultimo año de la carrera fue cuando se presentó la oportunidad de poder grabar el EP Caravana. Ya a partir de ahí hemos ido tocando en salitas más grandes, llegó también la posibilidad de grabar Referencias en abril del año pasado y ya este álbum sí que nos ha abierto puertas más grandes como puede ser DCODE, Womad de Inglaterra o Womad de Cáceres. La verdad que echando la vista atrás ha sido un año súper bueno y hemos crecido un montón.

¿Cómo ha sido la sensación de empezar a estar tan presente dentro del panorama emergente nacional, incluso de haber teloneado a Xoel López en su concierto de fin de gira en La Riviera?

La verdad es que ha sido un crecimiento muy natural, no ha sido nada que llegase de la noche a la mañana. Ha sido un resultado progreso que se ha ido viendo a partir de mucho trabajo y mucha perseverancia. Empezamos tocando para tres, luego vinieron treinta, luego trecientas y en esas estamos. Ha sido un rodaje muy natural.

Lo del concierto de Xoel fue la guinda de este año. Yo ya tenia entradas para ese concierto porque Xoel me encanta. Cuando planteé la posibilidad de telonearle en La Riviera, que al principio parecía una locura, me dijeron que porqué no. Mi equipo habló con el suyo y cuál fue la sorpresa cuando una semana antes del concierto nos dijeron que sí, que les parecía bien y que le iba a telonear. Verme en el escenario de La Riviera, tan enorme, yo sola con la guitarra, fue una experiencia realmente bonita, de las que siempre me voy a acordar. 

Es cierto que Bambikina tiene un sonido con mucha identidad, háblanos de tus primeras canciones y de cómo conseguiste llegar a dar con la esencia de tu música. 

Mis primeras canciones siempre iban muy por el cauce folkie, una guitarra, una voz... además yo que había escuchado mucho Dylan, mucho Neil Young, pues de alguna manera de forma natural me salía componer por ahí. Sí que es cierto que el sonido ha evolucionado mucho a medida de ir tocando, de que la banda se ha ido cuajando, de que nos hemos ido conociendo cada vez ha habido más feeling, ha habido más entendimiento, y ha sido a raíz de trabajar que hemos ido encontrando nuestro verdadero cauce y nuestro verdadero sonido, que yo siempre digo que es sonido bambikino porque es muy característico, muy genuino. Ha sido eso: resultado de ir probando, experimentando y de currar mucho en el estudio. 

Este cambio del folk más introspectivo en tu primer trabajo Caravana (2014) a un sonido tintado por influencias mejicanas en Referencias (2016) ¿fue un cambio consciente o más bien una evolución?

Ha sido una evolución. Caravana era mucho más rock americano del norte y al principio me molaba mucho, pero luego me di cuenta que donde me sentía cómoda era un poquito más abajo, más hacia el sur, más hacia la frontera y las nuevas canciones van más por ese cauce, por el rollo mejicano, fronterizo, más de Centroamérica o Sudamérica que del norte. Ha sido algo natural: ves lo que te funciona, lo que no te funciona, lo que te gusta más... la nueva Bambikina va a ir por aquí: más por el sur que por el norte.

¿Has tenido la posibilidad de estar por allí, por Méjico y así empaparte para conseguir ese sonido?

Aún no, es propósito pendiente para 2017. Tengo muchísimas ganas de visitar el continente americano, Méjico en concreto. A ver si para final de año lo conseguimos. 

Escuchando Referencias te das cuenta de que cada una de tus canciones cuenta historia y parece que al final la intencionalidad de tu música es transportar al que la escucha a otros lugares, ¿es así?

Sí que me gusta contar historias, que haya personajes, que haya una trama. Yo siempre digo que Referencias es más un libro de cuentos que un disco porque siempre hay una historia que contar. Me gusta mucho como dices hacer viajar al oyente, ponerle en situaciones. Me inspira mucho el Realismo Mágico de Gabo, de Cortázar y de alguna manera lo que has leído también se plasma en las canciones. Sí que al final la intención es hacer viajar al que los escuche.

Una de tus canciones, Cosas pequeñas, desde tu estilo de pequeña narración parece como una incitación también a dejar de ir tan rápido y a disfrutar de lo pequeño, ¿crees que tu música puede llevar también a la reflexión y a lanzar un mensaje que sea como una pequeña lección de vida?

Sin duda. Cosas pequeñas es la única canción que está escrita en primera persona del disco, todas las demás hablan de historias de otras personas y nunca hablan de mí. Cosas pequeñas sí que habla de esa debilidad que yo tengo por los pequeños detalles, por las cosas pequeñas, por las más cotidianas, que yo creo que al final son las más importantes. 

Quizás nuestra música sea muy de cosas pequeñas, porque invita a escuchar. Además editamos en vinilo que al estar grabado en analógico preserva ese encanto de poner la aguja, pararte a escuchar, servirte una copa de vino si quieres...el vinilo invita también a eso, a escucharlo y esas cosas pequeñas son las que queremos recuperar.

¿Sois de los que todavía hoy abogan por el formato vinilo entonces?

Sin duda. Yo creo que el vinilo envejece mucho mejor que cualquier otro formato y además tal y como grabamos nosotros creo que es la mejor manera de escuchar el disco. 

Personalmente pienso que Referencias es un disco que hay que escuchar de principio a fin porque cada canción ofrece algo con lo que quedarse, algo que la distingue de las demás. Desde tu perspectiva ¿cuál de todas tus canciones piensas que es la que es más fiel a tu estilo? ¿Cuál sería tu carta de presentación? 

Quizá Escorpiones de Tequila. Porque aunque como dices todas tienen un peso y una importancia, no es un disco de una canción o de un solo single sino que todas las canciones cuentan una historia que de alguna manera se entrelazan, es más bien una obra completa que un conjunto de canciones. Pero quizá Escorpiones de Tequila sea la que mejor refleja ese sonido, esa calidez, esas historias rollo Tarantino, esos sonidos mejicanos. 

Por eso precisamente hace poquito hemos rodado un videoclip con esta canción que está todo protagonizado por cacahuetes como algo muy novedoso, primer videoclip protagonizado por frutos secos. Así que si tuviera que elegir una, con todo el dolor de mi corazón porque todas tienen algo sería Escorpiones de Tequila.

Hace poco tuvimos en placer de verte en el Teatro de Lara y pudimos las dos facetas de tu música: la Bambikina más cañera y una Bambikina totalmente desamplificada, ¿crees que en los directos se puede mostrar la faceta mas pura de los artistas

Es sin duda la mejor manera de conocer a un artista. Aunque nosotros grabamos muy parecido, la emoción del directo no se puede comparar a nada. Vivir esa experiencia de tú a tú con el público. A mí me gusta mostrar esas facetas: la más cañera, como está en el disco, con la trompeta, con toda la banda; pero a la vez me gusta también tocar alguna canción yo sola con la guitarra, en el caso del Teatro Lara me desenchufé totalmente entre las butaquitas porque no quiero renunciar a esa parte más acústica, más desnuda. Creo que también le llega mucho al oyente y es muy efectiva. Me gusta que también haya esa faceta intimista y cercana.

Parece que el mundo de la música está dominado por los hombres, pero no es menos cierto que poco a poco está empezando a cambiar la cosa con ejemplos como el caso de Iseo o tú misma, ¿crees que se va a llegar a una verdadera igualdad de oportunidades para las mujeres que para los hombres dentro del panorama? 

Espero que sí porque la verdad es que las estadísticas son desoladoras. Hoy precisamente leía un artículo donde habían reinventado los carteles de los festivales dejando solamente los grupos liderados por mujeres y los carteles estaban desiertos con uno o dos nombres. Yo creo que siempre las mujeres hemos tenido menos libertad de expresión y qué es la música sino una manera de expresarse. Yo creo que poco a poco está cambiando, que cada vez tenemos más voz. 

Por suerte cada vez son más las mujeres que se atreven a decir "oye, mira, estas son mis canciones" en un mundo protagonizado más por hombres. El mundo de la música es muy de hombres y eso tiene que empezar a cambiar. Las mujeres cada vez nos estamos animando más y espero que así sea, que dentro de diez años comentemos esto como algo anecdótico y al menos los carteles estén 50/50.

Para terminar, ¿qué planes de futuro tienes? ¿Nuevo disco? ¿Gira? ¿Festivales? 

Sí, de hecho ya hay material para grabar nuevo disco, queremos empezar a grabarlo en verano. Todo este tiempo aunque sí que he estado más centrada en escenarios no he dejado de componer, la carretera además inspira mucho, aunque aún le queda mucha vida a este Referencias y ahora nos esperan Barcelona, Zaragoza, algún festi en verano todavía por confirmar. Pero ya poniendo la vista en el futuro, lo importante es que haya canciones porque si hay canciones significa que el proyecto sigue vivo y las hay.