Leiva: "La canción perfecta no existe, y si existe la ha escrito Paul Mccartney"

Leiva, una raza en extinción. Ese podría ser el titular a un artículo sobre el artista, ya que sólo una conversación telefónica con él sirve para darse cuenta de que los grandes artistas escasean. Leiva es único, sincero y además tiene una gran calidad. El próximo 30 de diciembre se le podrá ver en directo en el Barclaycard Center de Madrid, gracias al "Shows on Demand". Juntémonos con "Shows On Demand" es una iniciativa creada en 2014 que cuenta con el apoyo de J&B y que trata de ser una plataforma online para que los amantes de la música tengan la oportunidad de decidir qué artistas actúan en su ciudad y cuándo. Gracias a esta iniciativa y bajo el hashtag #JuntemonosconLeiva el artista volverá a la capital para deleitarnos con su música.

W.L. 29 de noviembre de 2016

Lo primero de todo recuerdos de parte de Fernandisco

¡Ay que grande el Fernandisco! que se parecía a George Michael, que majete y que buena persona.

¿Qué opinas sobre todo lo ocurrido con Bob Dylan?

Es una buenísima noticia que Bob Dylan sea el Nobel de Literatura por muchos motivos. Primero porque me parece uno de los mejores poetas americanos, si no el mejor, y dos porque está elevando el oficio de la canción a la gran cultura. Gracias a este suceso se va a poner el oficio de la canción, que parecía un oficio menor, en primera línea y va a estar considerado como alta cultura.

¿Entonces es una noticia justa?

Una noticia más que justa, además objetivamente me parece muy justo que el Nobel de Literatura se lo lleve Dylan, porque es una referencia para tantísimas generaciones, me parece que si se lo tenían que dar a alguien era a él.

¿Y la reacción de no ir a recoger el Premio?

Esto es Bob Dylan, quiero decir, es una decisión personal y no me parece juzgable. Creo que estaba claro que Bob Dylan no iba a ir a recoger el premio, porque es un tío que está encabronado con el mundo entero. ¿Qué es una descortesía? Pues a lo mejor lo es, pero es Bob Dylan, y a estas alturas del partido yo creo que se ha ganado el derecho de incluso no ir a recoger el Premio Nobel.

¿Cómo ha evolucionado Leiva desde 2001 hasta ahora?

Han pasado casi 20 años de oficio y he tenido muchas subidas y bajadas, he compartido muchas cosas, a lo mejor he hecho 2.000 ó 3.000 conciertos en esos años, y creo que he cambiado porque me acerco un poquito más a la canción que siempre soñé hacer y la ilusión creo que la tengo intacta desde entonces. Además, también he aprendido muchas cosas, pero la diferencia más grande es que en el año 2001 era jardinero y ahora soy músico y vivo de la música

¿Cómo puede ser esa canción que siempre soñaste?

Todo el mundo tiene que tener una meta para seguir ilusionándose, quiero decir, la canción perfecta no existe, y si existe la ha escrito Paul Mccartney. En definitiva, uno siempre tiende a querer a hacer la canción perfecta, aunque sabemos que no existe, pero esa persecución en busca de la canción perfecta es la que nos mantiene ilusionados.

De los más de 3.000 conciertos que has dado ¿Cuál es el primero que te viene a la cabeza?

El día que toque con Los Rolling Stones, que abrí yo su show en el Santiago Bernabéu, por lo que supone sentimentalmente y románticamente tocar en el mismo escenario que la banda que he escuchado y fijado desde niño. Nunca pensé que podría estar en el mismo escenario que ellos y participar en una noche tan increíble. Ese día lo voy a guardar siempre en mi memoria.

¿Cuál fue tu sentimiento cuando ganaste el premio Rolling Stone al mejor disco?

No fue un premio que me hiciera especial ilusión, como cualquier otro premio. Tal vez me hizo más ilusión porque se premió mi primer disco en solitario, y que se reconociera ese trabajo, que en el fondo no fue muy bien, fue todo un reconocimiento. Aún lo guardo encima del mueble.

¿Qué significado tienen los premios para Leiva?

No soy una persona que tenga grandes recuerdos de los premios, yo disfruto más de otras cosas, los premios se los suelo dar a mi madre. Además no me suelo creer los premios o cuando me dicen que tengo el mejor disco del año. En esos casos suelo pensar que ya será para menos.

¿Cómo definirías tu nuevo trabajo Monstruos?

Es difícil porque las diferencias son muchas, para empezar porque las canciones son diferentes y han pasado varios años. En los años de diferencia entre un disco y otro yo he escuchado otra música y esa música me ha influenciado para hacer las cosas de otra manera. Yo creo que Monstruos es un disco más eléctrico, más de banda, más crudo y menos producido. Es un disco para salir a tocar a la carretera y defenderlo ahí. Por ejemplo, Pólvora era un disco un poco más elaborado.

¿Por qué ese nombre?

Porque era una palabra que aparecía bastante en las maquetas y me pareció significativo y que algo quería decir esa palabra, y me pareció un título muy certero.

¿De dónde salen las ideas para grabar los videoclips?

En el caso de Sincericidio la idea es de un tipo que se llama Fiti, un director buenísimo que me propuso él la idea de representar en diferentes viñetas las exageraciones del amor y en lo que se pueden llegar a convertir las relaciones. Fue un vídeo muy arriesgado en el que al principio nadie confiaba en él, y ahora tiene cuatro millones de visitas. Es más, es el vídeo más visitado de mi carrera y por lo tanto creo que fue un acierto contar con Fiti para hacer ese vídeo.

¿Cómo describirías con una palabra a Leiva?

Inquieto

¿Y con otra palabra el disco Monstruos?

Directo

¿Cuál es el secreto de Leiva?

No me siento cómodo hablando del éxito, porque el éxito para mí son otras cosas, como por ejemplo estar viajando con mis amigos del barrio en una furgoneta y vivir de la música. A mí hablar del éxito me cuesta, y no se si estoy en la posición de hablar de él. Lo que he conseguido hasta ahora, lo he logrado trabajando y haciendo canciones.

¿Qué es lo más importante hasta ahora en tu carrera musical?

Mis canciones. Para mí las canciones siempre han sido más importantes que los planes de marketing, que las radios y que el resto de cosas. Lo más importante es hacer canciones y conectar con la gente con esas canciones, el resto es secundario.

¿A qué se dedicaría Leiva si no fuera cantante?

No lo sé porque como hago música desde pequeño, no tengo ningún oficio alternativo, no sé hacer nada. Me imagino que me gustaría ser guía de montaña que es la otra pasión que tengo.

¿Cómo es Leiva en el día a día?

Bastante poco "rockstar", muy normal. Me levanto, saco al perro y luego me voy a casa de Joaquín Sabina y me pongo a trabajar hasta las 10 de la noche con él, que estamos terminando el disco. Y luego nos bebemos dos botellas de vino charlando y me vuelvo a casa a las nueve de la mañana. Llevo así dos meses. Así que mi día a día ahora mismo es estar todo el día con Joaquín Sabina haciendo su disco.

¿Cómo describirías la carrera de Leiva?

A fuego lento. Todo se ha hecho a fuego lento.

En todas las ciudades donde has tocado ¿Cuál es la que más te ha llamado la atención?

Buenos Aires que es mi lugar favorito por ese romanticismo que tiene en la calle, por lo inquietos que son, por cómo se buscan la vida. Buenos Aires es una ciudad muy viva, por ejemplo la corrupción que estamos viviendo nosotros ahora, ellos la llevan viviendo mucho tiempo y me gusta cómo han sabido buscarse la vida.

¿Por qué se vive diferente la música por los países Latinoamericanos?

Lo primero y más importante es que no tienen prejuicios. Aquí en España estamos invadidos por el prejuicio, que si hay música indie, que si hay cantautores, rockeros.... Aquí, si tú eres una cosa, no eres de la otra. Y sinceramente creo que eso es de párvulos. En Sudamérica no hay esas distinciones, ahí hay festivales y las canciones son más importantes que los estilos. En un festival de ahí pueden tocar un indie, un rockero, y todo el mundo convive y disfruta de la música sin prejuicios. Creo que en eso nos llevan mucha ventaja.