Coti: "En cada viaje compro una bici y una guitarra, soy el cliente ideal de las aerolíneas"

Pausado y desmontando mitos, me he encontrado con el primer argentino al que la charla le gusta normal, ya saben ustedes que tienen bastante fama de charlatanes. Está por España presentando su nuevo disco "Tanta Magia en vivo en el Gran Rex" de Buenos Aires y con una gira bajo el nombre de 'Cercanías y confidencias'. ¿Qué hay más cercano que un acústico? Nada de nada. Tras catorce años en España me confiesa que la palabra que más le gustó al llegar fue "flipas". Claro, nos sorprende, pero nosotros no somos argentinos. 

Que.es 27 de mayo de 2016

Coti: "En cada viaje compro una bici y una guitarra, soy el cliente ideal de las aerolíneas"
Foto: Coti.

Los músicos que tanto viajáis, ¿con qué viajas tú? ¿Todos los instrumentos? 

Sí, claro. Mira, en esta ocasión llevo un par de maletas, la guitarra, un ukelele y alguna que otra cosa. 

¿Y cómo te arreglas? Si a veces con solo una maleta y un bolso te vuelves loca... 

(Ríe) Algunas cosas tienes que llevarlo en la cabina, algunos estuches que llevo son para poder facturar, pero bueno, la verdad es que es bastante incómodo. No queda opción. 

Este disco es grabado en directo, ¿qué es lo mejor y peor de grabar en directo? 

Lo mejor es que refleja la energía, la espontaneidad del momento y el público o lo que significa también para ellos. Todo se conjuga y es lo mejor. ¿Lo peor? Entre comillas lo peor es que nada es perfecto, no tiene el nivel de exigencia de un estudio, el directo es lo que es, espontaneidad y cometer errores, es parte de la fidelidad del momento. 

¿Eres de los que te castigas cuando hay fallos? 

No, no, no, no. Intento estar atento a los fallos y aprender de ellos, no hay que castigarse para nada. 

Coti, ¿cuántos años llevas en Madrid? 

A ver, llevo unos catorce años, aunque los últimos años estoy un poco más en Argentina, voy y vengo, pero viviendo digamos seguido he estado doce años. 

Has cantado con muchos artistas españoles, tantos que es complicado enumerarlos, ¿qué tienen los artistas españoles para ti? 

Hay mucha gente con mucho talento, por eso te encuentras con artistas que ven la música distinta a ti y soy muy inquieto por aprender de todo esto, de intercambiar. Para mí la música siempre ha sido intercambio, lo viví así desde muy chico montándome con gente del barrio que tocaba instrumentos. Aquí en España ha pasado lo mismo, me he interesado por gente con otra educación musical y background diferente al mío, es un intercambio bonito. 

¿Son los instrumentos las cosas en las que más gasta dinero un músico o no? 

Puede llegar a ser, sí. Yo soy fan de los instrumentos, de hecho mira, vine a Madrid hace tres días y ya me compré una guitarra. 

Así, sin más, ¿qué me dices? 

Así, te lo juro, te lo juro. ¿Qué le vamos a hacer? 

Es que realmente una tienda de instrumentos es bonita, es bella, maldita sea, no te culpes. 

Sí, es la misma sensación de cuando era chico y entraba en una juguetería con una ilusión tremenda. Pues igual me siento cuando entro en una tienda de música y por las de bicis, soy muy muy fan de las bicicletas, tengo muchas y deseo compararme más y más bicicletas, ya no sé dónde ponerlas. Pues mira, lo mismo me pasa con las guitarras. Como ves... no me he buscado cosas chiquitas que comprar. 

No, la verdad es que no. 

La última vez que fui a Nueva York me volví a casa con una bicicleta, una guitarra, un teclado... ¡Qué te voy a contar! 

Entonces eres el cliente más deseado por las aerolíneas. 

(Ríe) Sí, además muchas de ellas ya me conocen, pero bueno, debo decirte que siempre pago mucho sobrepeso, pero es un mal de este oficio y tengo que llevar miles de cosas. 

Ya imagino. ¿Qué palabras has traído de Argentina que nos has pegado? 

Bueno, por ejemplo, había una canción del primer disco que edité aquí en España se llamaba 'Mis planes' y tenía una palabra que se llamaba 'bacanes', que rima con planes, ¿no? Pero bacanes es como en un fardo tanguero aquel chulo o alguien que no le gusta mucho el trabajo, no sé cómo decirte, alguien que vive como un conde sin serlo. Pues eso es un bacán, esta palabra o se conocía. 

¿Y qué palabras nuestras te has llevado allí? 

¡Muchas! Muchísimas. Chulo, sin ir más lejos, aunque la primera palabra que más me gusto fue "flipas", me encanta. 

A pesar de todo, lo mejor es que nos sigamos entendiendo. 

Claro, yo encontré cuando vine a España que hay muchas cosas en común, que hay mucho cariño hacia la cultura de Argentina y hacia todo lo que significa mi país, hay una hermandad muy linda. Lo mismo pasa allá con la cultura española y sobretodo la comida, nos encanta. Hay una relación de cariño y respeto, es lo que siempre me he encontrado allí y aquí en España. Se habló siempre de mí como Coti "el argentino" pero siempre desde el respeto y el cariño. 

La verdad es que ya sabes que aquí en España las argentinas tienen fama de guapas y vosotros de charlatanes. 

(Reímos) Bueno, qué le vamos a hacer, no pasa nada. Es la fama como bien dices, yo no soy nada de charlatán. 

Muy bien Coti, desmontando mitos. 

Solo soy charlatán cuando me están grabando, siempre digo lo que debo decir. 

Entonces, has sido correcto ahora en todo lo que me has contestado, ¿no? 

Sí, pero igualmente, de verdad, te he dicho todo lo que tenía que decirte. No me he cortado, no te preocupes.