Taylor Swift retira su música de Spotify

La cantante Taylor Swift, cuyo nuevo álbum '1989' posiblemente será el más vendido en una primera semana de los últimos diez años, ha decidido retirar su catálogo completo del servicio de reproducción de música por internet Spotify.

Que.es 4 de noviembre de 2014

Taylor Swift ha tomado la decisión de retirar toda su música del servicio de reproducción por internet Spotify. Cantantes y bandas, incluidos Beyoncé o Coldplay suelen retrasar el lanzamiento de sus discos en esta plataforma con el objetivo de dar a los minoristas un periodo exclusivo para vender sus álbumes, pero Swift ha decidido retirar toda su música justo antes del lanzamiento de su próximo disco, '1989'.

Sin duda esta medida podría desalentar a los admiradores de Swift que usan el servicio y eso podría repercutir en el anuncio que hizo el lunes la cantante sobre una nueva gira que comenzará en mayo en Luisiana, Estados Unidos.

Swift y su sello discográfico, Big Machine, solicitaron la semana pasada que la música de la cantante fuera retirada, según el portavoz de Spotify Graham James. La artista escribió en una editorial para el diario Wall Street Journal en julio que "la piratería, el compartir archivos y la reproducción en línea han reducido la cantidad de ventas de álbumes drásticamente (...) la música es arte, y el arte es importante y raro. Las cosas importantes y raras son valiosas. Debería pagarse por las cosas valiosas. Es mi opinión que la música no debería ser gratuita".

La compañía sueca-británica hizo pública una solicitud a Swift en una publicación en su blog. "Nosotros esperamos que ella cambie de opinión y se nos una en la construcción de una nueva economía de la música que funcione para todos", dice Spotify, que añade que la música de Swift formaba parte de 19 millones de listas de reproducción. El servicio de reproducción en línea tiene más de 40 millones de usuarios.

El nuevo álbum de Swift, '1989', fue lanzado el 27 de octubre y se espera que supere el millón de unidades vendidas en Estados Unidos cuando se entreguen las cifras el miércoles.