Beyoncé y Miley Cyrus, estrellas de los MTV Video Music Awards

La última edición de los MTV Video Music Awards proclamó a Beyoncé y Miley Cyrus como referentes audiovisuales a seguir en la industria discográfica.

Que.es 25 de agosto de 2014

Las cantantes Beyoncé y Miley Cyrus fueron las estrellas indiscutibles de la última edición de los premios MTV Music Awards (VMA) que se celebró en la noche del domingo en Los Ángeles. 

Ambas se proclamaron como referente audiovisual a seguir en la industria discográfica y partían como favoritas en las nominaciones. Beyoncé acaparó tres premios de los ocho a los que estaba nominada. Aunque los que recibió fueron de índole menor, la artista se exhibió en la actuación final donde presentó una mezcla de más de una decena de sus temas en una actuación que duró alrededor de 15 minutos.

Tras esta actuación recibió de manos de su marido Jay Z y su hija Blue Ivy el galardón honorífico Michael Jackson Video Vanguard, que la MTV concede a artistas con un "increíble y duradero impacto en la cultura pop", algo que acalló los rumores de divorcio de la pareja.

Por su parte, Miley Cyrus recibió el premio grande de la noche por su vídeo 'Wreacking Ball' como mejor vídeo musical y, en vez de poner patas arriba la ceremonia como en 2013 con sus gestos obscenos, decidió pasar el micrófono a un joven recién salido de la indigencia quien hizo un llamamiento para despertar la conciencia social de los espectadores.

Otros de los premiados de la noche fueron Lorde con su 'Royals' (Mejor vídeo de rock), Drake con 'Hold on (We're Going Home)' (Mejor vídeo de hip hop), Ariana Grande con 'Problem' (Mejor vídeo de pop), Ed Sheeran con 'Sing' (Mejor vídeo masculino) y Katy Perry con 'Dark Horse' (Mejor vídeo femenino).

La gala dejó incidentes de lo más variados. Desde el problema de vestuarios de Nicki Minaj y su baile con Usher con golpe en el trasero incluido hasta la mordida de una serpiente a una de sus bailarinas durante un ensayo. En la madrugada del sábado al domingo tres de los asistentes a la gala fueron tiroteados cuando asistían a una fiesta organizada por el rapero Chris Brown.