Uñas de Swarovsky de Katy Perry, laca de Tokyo Hotel y la barba de los Jonas Brothers

Shakira se pegó una carrera para saludar a Qué! y Beyoncé volvió a repetir su 'mutis' del año pasado. Robbie Williams y Lady GaGa, los desaparecidos.

Miguel R. López (Berlín) - Qué.es 6 de noviembre de 2009

Uñas de Swarovsky de Katy Perry, laca de Tokyo Hotel y la barba de los Jonas Brothers
Shakira.

Todos preocupados por saber dónde llevaría Katy Perry los anunciados 2.000 brillantes de Swarovsky y finalmente la respuesta estaba en sus manos. Literal. En sus tuneadísimas uñas postizas. La presentadora de los MTV Europe Music Awards abrió el desfile de 'celebrities' embutida en un ceñidísimo vestido que no le dejaba ni andar pero resplandeciente con cada movimiento de manos.

"Estoy aprendiendo a pegar unas patadas estupendas con esto que llevo", bromeó Katy con Que.es. "No ando, voy sacudiendo las piernas". Antes de que Beyoncé confirmara que es la gran diva del momento, su discípula aventajada tomó parte en la lucha que se traía con la irreverente Lady GaGa: "Sé que GaGa no ha venido, ella se lo pierde. No creo que tengan que tener ninguna pelea de gatas, porque Beyoncé está por encima de todas nosotras. De Lady GaGa, de mí y de cualquiera.Solo hay que verla. Su presencia impone".

Igual de contundente se mostró Shakira, la colombiana más internacional del momento en plena promoción de su disco 'She wolf'. "Beyoncé es única. Si estoy aquí, es para verla actuar y ganar", confesó sin aliento a Qué! Y lo de sin aliento es, igualmente, literal. Shakira se pegó una carrera digna de reseñar sobre unos taconazos de 10 centímetros para venir a saludar al diario español, justo cuando sus representantes ya la apartaban de la alfombra roja.

"Sois mi público, me debo a vosotros y os quiero, cómo no voy a venir a saludar", contó entre risas. Igualmente bromeó sobre sus compañeras de desfile:"Bueno, aquí hay mucha loba con piel de cordero. Yo prefiero mostrarme tal cual, sexy y arriesgada.

"Igual de arriesgados, los chicos de Tokyo Hotel. Sobre todo su cantante, Billy, quien nos contó que "aunque me han tenido retenido aquí ensayando casi siete horas, me ha dado tiempo a peinarme como yo quería". ¿Y como era eso? Pues con una espectacular cresta marca de la casa.

"Sólo he tardado 25 minutos en hacérmela", admitió entre risas, "pero he necesitado un bote entero de laca".

Mucho más 'decentes' que sus rivales en número de fans, los Jonas Brothers también hicieron tour por la 'red carpet' de los MTV Europe Awards vestiditos de traje (con brillo) y con unos relojes de un tamaño exageradamente grande.

Sorprendía ver a los pipiolos de Disney Channel responder con aplomo a los periodistas, enfundados en tres esmoquin, pero con la sensación de que ninguno de ellos se había tenido que afeitar esa tarde para pasear por Berlín. Kevin, por dejadez, lucía perilla de tres días. Joe y Nick, por el contrario, no mostraban el menor indicio de pelusilla bajo el bigote.

Pese a ser todavia unos tiernos adolescentes, fans y pretendientes no les faltaron. Se llevaron la ovación y los chillidos más agudos de todos los proferidos por los seguidores-histéricos (a elegir) estrategicamente diseminados entre los periodistas para dar ambiente al lugar. Una ovación que no consiguieron los que fueran sus predecesores en esto del 'mundo fan', los BackStreet Boys, que desfilaron sin pena ni gloria.Aunque para pena, varias estampas realmente curiosas.

Por ejemplo, Bar Refaeli sudando como un pollo asado bajo los focos de las cámaras que la apuntaban. La modelo israelí hablaba con todo el mundo, pero eso sí, su representante se encargaba de advertir, previamente, que una sola mención a Leonardo Di Caprio, su pareja sentimental, sería motivo de expulsión.Uno que ya estaba fuera de sí era el pobre David Hasselhoff.

El 'vigilante de la playa' parecia tener serios problemas a la hora de mantener el equilibrio y se hizo el paseillo agarrado a una joven. ¿Motivos? Los desconocemos, porque pasó olímpicamente de hablar con la prensa.En desplantes, sin embargo, triunfan los habituales.

Beyoncé posó para los fotógrafos y poco más.

Esta mujer le debe tener miedo a los micrófonos, porque en los pasados MTV repitió 'estampida'. Robbie Williams canceló su actuación hace apenas una semana, dejando los premios algo desangelados sin su presencia. Se sabe que el sábado estará en Berlín grabando un especial para la televisión nacional. ¿Temía estar demasiados días bebiendo cerveza?

Y finalmente, entre una charlatana, aunque algo dejada Juliette Lewis, una estiradísima (de piel, no de carácter) Leona Lewis y unos rejuvenecidos Spandau Ballet, nos llegó la noticia.

Lady GaGa confirmaba su plantón.

Nada de modelitos estrafalarios, ni gafas de sol ni polémicas declaraciones. Prefirió cederle el protagonismo a Beyoncé antes de que ésta se lo robara.