La fe amplía los horizontes

21 de abril de 2013

Es frecuente encontrarnos con personas que piensan que la fe tiene un efecto reductivo en la vida del hombre: limita sus posibilidades, condiciona sus conocimientos, frena las ansias de gozo y acota las zonas de libertad. Se puede ser creyente, piensan, pero esto a costa de renunciar a determinadas cotas de felicidad y autonomía.

Leer noticia completa en laverdad.es