600 en la salida de Montmeló / Archivo