El servicio de scooters eléctricas compartidas, comienza a operar en Madrid de la mano de COUP

Una nueva alternativa para mejorar la movilidad en el centro de la ciudad.

Wenceslao Pérez Gómez 16 de julio de 2018

El servicio de scooters eléctricas compartidas, comienza a operar en Madrid de la mano de COUP
Foto: Archivo

Tras el anuncio de la llegada de COUP hace unos meses, el servicio de scooters eléctricas compartidas arranca en Madrid en este verano de 2018 y, después de haber alcanzado un rotundo éxito en las calles de Berlín y París, COUP está listo para entrar en la capital española con una flota de 850 scooters eléctricas. La estrategia de expansión de la empresa aumentará la flexibilidad y mejorará el factor diversión en el transporte urbano de Madrid. Las scooters eléctricas de COUP están diseñadas para ofrecer a los madrileños una alternativa al uso de su propio vehículo para moverse por la ciudad.

El servicio de scooters eléctricas compartidas, también conocido como "Motosharing", estará disponible para su uso durante todo el año en Madrid. Basta con tener un permiso B de conducir o un permiso internacional de conducir y superar los 21 años, para hacer uso de las scooters. A través de la app, los usuarios de COUP pueden localizar y reservar la scooter eléctrica más cercana dentro de la zona comercial, que inicialmente incluirá los distritos de Arganzuela, Centro, Chamberí, Chamartín, Ciudad Lineal, Retiro, Salamanca, Tetuán y algunas zonas de San Blas, sin complicaciones y simplemente para ponerse en marcha. No es necesaria ninguna llave.
Con una velocidad máxima de 45 km/h, disfrutará de una autonomía de hasta 100 kilómetros, por un precio para todos los bolsillos: 3 euros por 20 minutos, 25 euros por un día o 15 por una noche completa. Es una forma diferente de disfrutar de la ciudad, más flexible, cómoda, económica e inteligente. 

La estrategia de COUP en 2018 es aumentar su flota hasta alcanzar 3500 scooters eléctricas disponibles, para su uso entre las calles de Berlín, París y Madrid. El servicio de scooters eléctricas compartidas arrancó en Berlín en agosto de 2016, con solo 200 vehículos. La expansión de la compañía continuó con el lanzamiento de 600 unidades en París, en el verano de 2017. Desde entonces, COUP ha continuado ampliando su zona operativa, ha aumentado significativamente el número de scooters disponibles en ambas ciudades, alcanzando las 1000 en Berlín y 1.700 en París y, ha optimizado su app de reserva y desbloqueo de scooters. En Madrid, toda la flota de COUP estará formada por 850 scooters eléctricas del modelo Gogoro 2, que es el último modelo de scooter eléctrica producido por el fabricante de scooters Gogoro, diseñado para proporcionar una comodidad superior durante la conducción.