Volkswagen fabricará el nuevo T-Cross, en su factoría de Navarra

El nuevo SUV de Volkswagen, T-Cross emprende la marcha con dimensiones compactas y diseño inteligente, idóneo para la ciudad y preparado para correr pequeñas y grandes aventuras dentro y fuera de la ciudad.

Wenceslao Pérez Gómez 16 de julio de 2018

La factoría de Volkswagen en la localidad de Landaben, en Navarra fabricará el T-Cross, el nuevo SUV compacto de la marca Volkswagen. Así lo ha confirmado Andreas Tostmann, miembro del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen responsable de Producción y Logística. De esta forma, la planta de Landaben, que produce el Polo desde el año 1984, producirá un segundo modelo por primera vez en su historia. El Grupo Volkswagen tiene comprometida una inversión de unos 1.000 millones de euros en Navarra hasta 2019 para la producción del Polo, cuya nueva generación se lanzó a finales del pasado año, y el nuevo T-Cross. Ante esta buena noticia, Emilio Sáenz, presidente de Volkswagen Navarra ha afirmado que "damos la bienvenida a la producción de un segundo modelo en Navarra. Estamos muy orgullosos de contribuir con toda nuestra experiencia en la fabricación del T-Cross, un SUV con soluciones avanzadas y tecnologías propias de un segmento superior, que va a satisfacer las exigencias y necesidades de nuestros clientes".

De esta forma, el nuevo T-Cross emprende la marcha con dimensiones compactas y diseño inteligente, idóneo para la ciudad y preparado para correr pequeñas y grandes aventuras dentro y fuera de la ciudad. El estreno mundial oficial del T-Cross tendrá lugar en otoño, pero ahora, Volkswagen acorta el tiempo de espera ofreciendo un primer vistazo a este SUV que ya está prácticamente listo para la producción en serie. De esta manera, Volkswagen amplía el espectro de los utilitarios deportivos con este nuevo modelo de entrada. A partir de ahora, T-Cross, T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y Touareg serán los cinco formatos SUV de la marca en Europa. 

El T-Cross tiene un diseño carismático, cuenta con tracción delantera, ofrece un concepto funcional y se puede personalizar al máximo. «I am more»: este es el eslogan para la introducción del nuevo SUV, que refleja la filosofía en la que se basa el T-Cross: ofrecer más que los demás, pero sin costar más. Es el SUV más compacto de Volkswagen, que tiene una longitud de 4107 mm y una altura de 1558 mm. De esta manera, el T-Cross es más grande que un Polo, sin embargo, el T-Cross y el Polo se presentan en el mismo segmento: A0. Así, Golf y T-Roc pertenecen al segmento A, y el T-Cross y el Polo se incluyen en la clase inmediatamente inferior, es decir, A0, un segmento fragmentado en dos tipos de vehículo independientes. Esta fragmentación hace más variada la oferta y confiere más emoción a la movilidad. El T-Cross lo demuestra como un SUV que es práctico y desenfadado a la vez, se conduce de manera intuitiva y ofrece un gran nivel de seguridad. Está equipado con unas ruedas de hasta 18 pulgadas y es propulsado por tres motores turboalimentados. Los modelos de gasolina (TSI) están combinados con un filtro de partículas Otto y ofrecen una potencia de 95 CV, 115 CV y 150 CV, respectivamente. El modelo de diésel (TDI) entrega una potencia de 95 CV. Con el nuevo T-Cross, Volkswagen impulsa su ofensiva de productos SUV a nivel mundial. Esta se inició en 2016 con el Tiguan. En 2017 le siguieron el Tiguan Allspace, que ofrece hasta siete plazas, y el compacto T-Roc.

Paralelamente,Volkswagen lanzó en el segmento superior en 2017 el Atlas, desarrollado para EE. UU. Y, su modelo hermano Teramont para China, siempre con siete plazas. La planta española, que también ensambla el Polo, está incrementando su plantilla un 10% y espera aumentar su producción desde los 244.000 hasta los 350.000 vehículos.