Pasos para vender tu coche por Internet

Puede que te de pena deshacerte de tu coche viejo, pero es ley de vida. Bien sea porque vas a hacerte con un modelo nuevo o que ya no te compensa conservarlo porque lo usas poco y un vehículo siempre tiene gastos de mantenimiento (y seguros, impuestos...), lo mejor es venderlo.

Que! 29 de enero de 2018

Pasos para vender tu coche por Internet
Foto: Pixabay

Como vender coche no es algo que se haga todos los días, es muy posible que te surjan bastantes dudas. ¿A quien vendérselo? ¿Cuánto puedo pedir por él? ¿Qué trámites burocráticos debo cumplimentar?

El modo más sencillo para deshacerse de un coche usado es que el concesionario donde compras tu coche nuevo o de segunda mano se quede con él y te haga una rebaja por el modelo que llevas. Eso sí, es posible que sea más rentable venderlo tu mismo por Internet el canal donde sin duda lo verán más personas interesadas... y donde publicar anuncios es gratuito para particulares en la mayoría de sitios.

¿Por cuánto lo vendo?

No venderás tu coche a menos que esté en precio de mercado. ¿Y cuánto es ese? Hay tasadores profesionales de vehículos, pero te cobrarán un dinero por sus servicios y suelen tasarlo a la baja. Lo mejor es ver anuncios de coches similares al tuyo (mismo modelo, motor y una cantidad de kilómetros recorridos parecidos), para ver más o menos cuánto cuesta.

Otra buena solución es emplear un tasador de coches online. Estas herramientas analizan el mercado con cientos de miles de ofertas y te indican el precio en el que se está vendiendo entre particulares (algo más alto) o que te pagará un concesionario (algo más bajo, ya que cuando lo revende ha de obtener beneficio y ofrecer garantía).

¿Cómo lo anuncio?

Lo mejor a la hora de publicar el anuncio en Internet es ser honesto. Cuanta más información, más sencillo le resultará al posible comprador decidirse. Son vitales datos como si tiene pasada la ITV, las revisiones mecánicas están al día (es fabuloso conservar las facturas que lo demuestren) y cómo ha sido tratado el coche a lo largo de su vida.

Información como el número de dueños que ha tenido, si se ha guardado en garaje o a la intemperie, si su uso ha sido laboral o familiar, si ha pasado todos los servicios mecánicos en tiempo y sin problemas... Toda documentación que certifique estas afirmaciones, hará que aumente la confianza del comprador.

Los puntos fuertes

Incide en todo aquello que podría hacer destacar a tu coche frente a las miles de ofertas que asaltan al comprador. Su estado de conservación, el equipamiento extra, lo poco que gasta, sus prestaciones...

Está comprobado que los anuncios más completos, los que más información ofrecen sobre el vehículo, encuentran comprador más rápidamente comprador. Incluye toda la información que tengas del coche y, si desconoces algún dato, intenta informarte por Internet. Cuida la redacción e incluye todos los datos necesarios para contactar contigo (teléfono, Whatsapp, correo eléctrónico)... También, muy claramente, detalles de la transacción, como el precio (y si es negociable), quién paga la transferencia, o si aceptas cambios.

La imagen

Muchas de estas cualidades podrás certificarlas con fotografías: si la pintura estás en buen estado, o la tapicería casi nueva, si tiene un maletero grande... Las imágenes son claves para atraer a posibles compradores. Antes de hacer las fotos (cuantas más, mejor, de todos los lados del coche y del interior, prestando atención a los detalles), limpia el coche a conciencia por fuera y ordena el interior. Ojo, sin retoque fotográficos, que mucha gente es capaz de detectarlos y la confianza en tu anuncio se caerá por los suelos.

Con el anuncio ya publicado, sólo toca esperar que los posibles compradores contacten contigo. Compórtate de forma amable y contesta a las dudas sin dilaciones. Para comprobar otras cosas es posible que el interesado te pida ver el coche en vivo e incluso una pequeña prueba dinámica. No dudes en aceptar y dejar que lo conduzca.