Por fin, el Volkswagen T-ROC se da a conocer

El T-ROC, que debutará oficialmente el próximo mes en el Salón del Automóvil de Fráncfort, será un rival del SEAT Ateca y del Audi Q2 y se situará por detrás del Tiguan, en la gama de SUV de VW.

Wenceslao Pérez Gómez 9 de agosto de 2017

El T-ROC, que debutará oficialmente el próximo mes en el Salón del Automóvil de Fráncfort, será un rival del SEAT Ateca y del Audi Q2 y se situará por detrás del Tiguan, en la gama de SUV de VW.

Volkswagen ha estado jugando con la idea de un SUV de tamaño medio desde 2014, cuando reveló el prototipo de T-ROC en el Salón del Automóvil de Ginebra. Viendo el boceto oficial, el coche de producción será muy similar al prototipo, con los faros del LED integrados en la parrilla delantera de largo completo. El VW T-ROC se unirá a la gama, por debajo del Tiguan y estará situado junto al Golf, según Volkswagen quiere dirigirse a los compradores, que desean practicidad y una altura de conducción elevada.

Mecánicamente, el T-ROC compartirá la mayor parte de su ADN con el Audi Q2. De hecho, el T-ROC es probable que sea similar en longitud a la de Audi, en alrededor de 4,2 metros y 1,8 metros de ancho. La misma versión de la versátil plataforma MQB del Grupo Volkswagen, sobre la que se sustentan el Q2 y SEAT Ateca, será la base del T-ROC, por lo que se espera una distancia entre ejes de alrededor de 2,6 metros, que es similar al estándar del Golf.

También, se espera que las opciones de motor y caja de cambios disponibles en el T-ROC, se tomen similarmente a la de la gama del Golf, Lo que significa un motor de nivel de entrada de 1.0 litros, de tres cilindros turbo con una potencia de 115 CV aproximadamente, mientras que el propulsor de 148 CV, de 1,5 litros TSI EVO turbo de gasolina, que se vió por primera vez en la renovación del Golf, también estará disponible.

En su diseño, se había puesto en tela de juicio el futuro de los motores diesel de pequeña cilindrada en los coches compactos, pero el T-ROC no se verá afectado por este cambio. Se espera que los motores diesel sean la mayor parte de las ventas para el nuevo SUV. Así podrá estar propulsado por motores diesel TDI de 1,6 y 2,0 litros, con potencias que oscilan entre 115 CV y 148 CV. Igualmente, se ofrecerán cajas de cambios de seis velocidades manuales y, automáticas de siete velocidades DSG, en la mayoría de las opciones del motor.

Las versiones de nivel de entrada serán de tracción delantera solamente, pero es probable que Volkswagen haga que su sistema de cuatro ruedas motrices 4MOTION, esté disponible en versiones diesel de mayor especificación. Tenemos que recordar que en el modelo Tiguan, más del 70 por ciento de las unidades vendidas en el Reino Unido, se realizan con tracción a las cuatro ruedas. 

El fabricante alemán, también tiene la capacidad, si es necesario, de lanzar una gama de variantes del T-ROC. Muchos de los ejes de tracción del crossover, serán compartidos con el Golf, por lo que existe la posibilidad de hacer GTI, GTE plug-in, versiones de GTD y de R, en el futuro. Una versión completamente eléctrica es improbable, porque la compañía pondrá todos sus coches eléctricos futuros bajo un nuevo diseño de la marca.

El nuevo Volkswagen T-ROC, se dará conocer el próximo 23 de este mes de agosto, pero su presentación a nivel mundial se efectuará en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt, a primeros de septiembre próximo.