El nuevo Rolls-Royce Phantom VIII: Impresionante

Los Rolls-Royce anteriores en los últimos años, han sido dependientes de apoyos de BMW, pero el Phantom VIII se ha construido en una nueva plataforma a medida escalable.

Wenceslao Pérez Gómez 7 de agosto de 2017

No sucede muy a menudo, pero Rolls-Royce ha lanzado un nuevo coche que viene a ser la octava generación de Phantom. 

Los Rolls-Royce anteriores en los últimos años, han sido dependientes de apoyos de BMW, pero el Phantom VIII se ha construido en una nueva plataforma a medida escalable. Apuntalará a todos los Rolls futuros, entre ellos el siguiente Ghost, Wraith coupe, Dawn drophead convertible y el Cullinan SUV.

En comparación con el modelo anterior, el nuevo Phantom es más ligero, pero un 30 por ciento más rígido. Hay un nuevo eje delantero de doble horquilla y un eje trasero de cinco enlaces con suspensión neumática autonivelante e, incluso, dirección a las cuatro ruedas. 

También incorpora una nueva tecnología para hacer que el famoso "Magic Carpet Ride" de Rolls-Royce sea aún más flotante. Se conoce con el nombre de "Flagbearer", la nueva tecnología utiliza un sistema de cámara estéreo integrado en el parabrisas, escanea el camino por delante y ajusta la suspensión en consecuencia a velocidades de hasta 62 mph.

Visualmente, el nuevo Phantom difiere del modelo anterior de forma más significativa en la parte delantera, tomando temas clave del diseño del 2016 103EX, el primer coche concepto de Rolls-Royce.

La famosa parrilla del Panteón es más grande que antes, mientras que todo el frente es mucho más curvilíneo y fluido que el Phantom VII.

Las puertas de apertura del centro permanecen, pero esta vez se cierran eléctricamente cuando se toca el tirador de la puerta.

Bajo el capó se encuentra un nuevo motor, de 6.12 litros de cilindrada y de 12 cilindros en V, pero ahora cuenta con dos turbocompresores y, desarrolla 563 CV de potencia y 900 Nm de par, acoplado a una caja de cambios automática de ocho velocidades. Rolls-Royce también ha añadido una serie de elementos de tecnología de seguridad, incluyendo un asistente de vigilancia, un sistema de cuatro cámaras con vista panorámica, control de crucero activo, alerta de peatones y advertencia de tráfico cruzado. 

El precio todavía se desconoce y será anunciado posiblemente en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt, que se celebrará a primeros de septiembre próximo.